La Condena de ser loco y pobre | Libro | Topía

Top Menu

La Condena de ser loco y pobre

 

La Condena de ser loco y pobre

Alternativas al manicomio Segunda Edición
Franco Basaglia
Tapa del libro La Condena de ser loco y pobre (2da edición)

Edicion Impresa

249.00 ARS

Nació en 1924 en Venecia. En 1949 se recibió de médico y empezó a trabajar como asistente en la Clínica de Enfermedades Nerviosas de Padua. En 1962 ganó el concurso para dirigir el Hospital Psiquiátrico de Gorizia. En 1968 publicó La institución negada. Informe de un Hospital Psiquiátrico, libro emblemático donde relata la experiencia de Gorizia. En 1971 escribió junto con su esposa Franca Ongaro La mayoría marginada. La ideología del control social. Las luchas de Basaglia con el movimiento Psiquiatría Democrática y el conjunto de la izquierda italiana lograron que en 1978 fuera aprobada casi por unanimidad en el Parlamento la Ley 180 de reforma psiquiátrica en la cual se ordenaba el cierre progresivo de los hospitales psiquiátricos promoviendo la atención comunitaria.

Falleció en 1980. Este libro contiene las catorce conferencias que Franco Basaglia dio en Brasil en junio y en noviembre de 1979 que hoy son, quizás, la mejor manera de acercarse a su trabajo y de recorrer las ideas, las experiencias y las propuestas que han inspirado la reforma psiquiátrica italiana, que en el año 2008 ha cumplido treinta años. Es Basaglia mismo quien se presenta, frente a un público de estudiantes, profesores, médicos, psicoterapeutas y sindicalistas. De esta manera, mientras habla de su trabajo, de sus elaboraciones teóricas y del primer impacto de la reforma, despliega con sus interlocutores una relación cómplice y a la vez crítica, que deja surgir tanto su extraordinaria capacidad comunicativa -lo que hace a estos textos, entre otras cosas, particularmente disfrutables- como su modo de pensar y de actuar. Basaglia veía al paciente bajo dos aspectos. Por sus síntomas, como un enfermo. Por su situación de exclusión y estigmatización social, como la expresión de un síntoma social. El movimiento que fundó llamado “Psiquiatría democrática” centró el problema en la abolición de la institucionalización psiquiátrica. Si bien esta propuesta se extendió por el mundo, fue limitando sus objetivos a la externación del paciente y al cierre de los manicomios. La actualidad del campo de la Salud Mental en la Argentina hace necesario conocer su experiencia, en especial cuando nos señala: “Lo importante que hemos demostrado es que lo imposible se ha vuelto posible. Diez, quince, veinte años atrás, era impensable que un manicomio pudiera ser destruido. Tal vez los manicomios vuelvan a ser cerrados, incluso más cerrados que antes, yo no lo sé, pero de todas maneras nosotros hemos demostrado que se puede asistir a la persona loca de otra manera, y el testimonio es fundamental. No creo que el hecho de que una acción logre generalizarse quiera decir que se ha vencido. El punto importante es otro, es que ahora se sabe qué se puede hacer”.

 

 

Fecha de Edicion: 
Octubre / 2013

Boletín Topía

Topía en Twitter