Tomar la vida | Topía

Top Menu

Titulo

Tomar la vida

 
La salud en las fábricas bajo control de los trabajadores

“...Babilonia, tantas veces destruída,

quién la reconstruyó una y otra vez?

¿ En que casa de la dorada Lima vivían

                                        los que la levantaron?

La tarde en que se dio por terminada

la gran muralla china.

¿ adónde fueron los albañiles?

Bertolt Brecht. Preguntas de un obrero que lee.  

Crisis y subjetividad

La crisis social, económica y política produce en la subjetividad diversos efectos, entre ellos, incertidumbre con relación a la dificultad de establecer nuevos horizontes en relación al rumbo del país.

“Incertidumbre que abarca todos los aspectos de la vida y en la que está inmerso el conjunto de la sociedad. Esta vivencia de incertidumbre con relación al futuro inmediato y mediato nos habita permanentemente y es producto de una adecuada evaluación de la realidad.” (1)

En nuestro trabajo clínico, encontramos las crisis de angustia, fobias, fobias narcisistas, colapsos narcisistas con la depresión concomitante, que llegan al intento de suicidio, la afánisis(falta de deseo), las patologías del estrés, el ataque de pánico, las enfermedades psicosomáticas, incluída la muerte súbita.

Ana Fernández dice: “¿Que significaría padecer de futuro?. se hace necesario pensar qué capacidades psiquicas se encuentran alteradas, inhibidas, coartadas, cuando alguien no puede hacer proyectos para su vida futura. Vivir permanentemente en estrategias de supervivencia supone un cotidiano de excesiva actualidadque se consume en el día de hoy sino también un vivir, pensar y sentir desde una lógica del instante  . No poder planificar al mediano y al largo plazo tiene entre otras cosas como consecuencia la disminución, cuando no la anulación de la capacidad de ensoñar.” (2)

Se intenta producir un individuo conformista y privatizado : la gente “empezó a darle las espaldas a los intereses comunes,  a las actividades comunes, a las actividades públicas - rehusando tomar responsabilidades - . Comenzó a retirarse a una suerte de mundo “privado”, correspondiente a su familia y unas pocas relaciones” (3) El objetivo es conformarnos, conformarnos a la incertidumbre, que aceptemos que nada puede ser cambiado. La lógica del capitalismo actual es transformar la inestabilidad en algo normal natural, parte de nuestra cultura.

La incertidumbre, es una de las vivencias subjetivas más angustiantes, sin embargo cuando se producen respuestas sociales organizadas, las mismas permiten una reorganización del psiquismo.

Por el suelo camina mi pueblo...

Las luchas de los pueblos nos muestran innumerables experiencias de como la gente común  “hace historia”.

El historiador Cristopher Hill escribió “el darse cuenta que la gente común tiene una historia, que quizá haya jugado un rol más importante en la determinación de los procesos históricos de lo que hemos creído, ya sea generando cambios o manteniendo la continuidad” ( 4)

Las motivaciones iniciales de la inclusión de la gente de a pie, pueden ser casi triviales,  el MTD de La Matanza se origina porque un grupo de vecinos de un barrio obrero con alta desocupación no pueden pagar el servicio  eléctrico.

La desesperación y el dolor ante la atrocidad de la dictadura, saca de las tareas hogareñas a un grupo de señoras, amas de casa, unas mamás que necesitan hacer algo porque les arrancaron a sus hijos, así nacen las Madres.

Una situación penosa hace que gente uno diría con “la vida hecha” , viejitos , dulces ancianitas se opondrían al gobierno de turno con una fuerza sorprendente generando el movimiento de jubilados símbolo de la dignidad en la década del noventa.

La gente común puede cambiar el mundo y pueden encontrar inspiración en la historia de los movimientos populares.

Trabajadoras y trabajadores, gente sencilla, un poco tosca si se quiere. “ Empujados” por las circunstancias que los convertían en desocupados con lo que este término significa en el día de hoy, excluído,  “desaparecido social” , sujeto cancelado.

Toman las fábricas y las ponen a producir y se ponen a fabricar y producir otra historia. Agarran al “destino” por el cuello lo toman en sus manos.

Lo que hermana a estas experiencias es dejar de pensar el problema como personal, trascender lo individual para cuestionar lo “normal”, lo establecido. Pasar de la demanda particular a la general, que trasciende al grupo en cuestión. Cuando esto ocurre se convierte en la lucha de un pueblo, traspasando las fronteras.

Un asunto que el capitalismo tiende a naturalizar es la desocupación,  en general tiende a culpabilizar a la víctima. Con la toma de empresas, deja de ser una cuestión judicial o personal  y pasa a convertirse en un problema público es decir político.

En la sociedad del “salvese quien pueda” un grupo dice queremos una solución generosa para todos los que sufrimos, no alcanza con salvar nuestra ropa.

Un obrero de Zanón nos dice: “no alcanza con salvarnos los 300 trabajadores que somos, el resto sigue sufriendo el hambre y la desocupación. Queremos un plan de obras públicas para que se construyan escuelas, hospitales, viviendas populares y el reparto de las horas de trabajo entre desocupados y ocupados,  significan miles y miles de puestos de trabajo”

La estatizaciòn bajo control obrero, incluye la articulación con otros sectores en lucha en una alianza estratégica, movimientos de desocupados, asambleas populares, sindicatos combativos, profesionales y estudiantes. Si bien esta alianza no está completamente consolidada es uno de los motivos que ha permitido el desarrollo y sostenimiento de estas experiencias.

Su grito de guerra es “Tocan a una tocan a todas”  y la organización más importante surgida al calor de este proceso es la Coordinadora del  Alto Valle(5)

Alienación capitalista y emancipación obrera

El concepto de alienación tiene una historia de miles de años y es casi tan antigua como la religión organizada. Fue recogida por casi todas las corrientes filosóficas clásicas, tanto en oriente como en occidente.

Marx resume este  proceso de la manera siguiente:

“El objeto que produce el trabajo, su producto, se le opone como una entidad alienada, un poder que ha llegado a ser independiente de su productor. La realización del trabajo es su objetivación. Bajo las condiciones económicas dominantes esta realización del trabajo  aparece como su opuesto,  la negación del trabajador. La objetivación aparece como pérdida del objeto y esclavización al objeto, y la apropiación de este será, entonces, alienación y expropiación.”

“La apropiación del objeto llega a ser alienación hasta tal punto que cuanto mayor sea la cantidad de objetos producidos por el obrero, menor es la cantidad de los objetos que posee y mayor su sometimiento a su propio producto, el capital.”(6)

A partir de su autoorganización, en su lucha por su emancipación, los trabajadores van creando gèrmenes de comunismo, estos son altamente inestables, por eso  que el Estado hará todo lo posible para derrotarlos. Por eso es tan importante defender y rodear de solidaridad estas conquistas.

Josefina Martínez(7) describe cinco elementos de desalienación parcial en las fábricas bajo control obrero, sintéticamente estos son:

a)    Apropiación parcial de los medios de producción, que rompe con los elementos en que se funda el proceso de producción capitalista que es la separación entre las condiciones objetivas de trabajo y la capacidad viva de trabajo.  Aunque otros medios de trabajo como las materias primas continúan en manos de los capitalistas, y los medios de subsistencia, que las familias obreras que deberán adquirir en el mercado mediante sus salarios. Los medios de producción se convierten en simples medio de realización del trabajo o en todo caso para la explotación del trabajo propio.

b)    Al controlar proceso de producción, han fijado un límite a sus salarios y en vez de imponerse condiciones de explotación, discuten como mejorar la organización en su beneficio.

c)    La organización del trabajo, facilita la irrupción de la creatividad obrera, permitiendo a los trabajadores hacerse dueños de su propia vida.

d)    En la producción capitalista la cooperación que se produce dentro de la unidad de producción entre diversas funciones, se les aparece a los obreros como propiedad del capital. Mediante las jornadas de discusión de la producción, las asambleas, la elección de coordinadores (en el caso de Zanón) , los trabajadores muestran la posibilidad de un obrero colectivo que gestione la producción.

e)  La colaboración brindada por distintos profesionales, dado que es en la aplicación    de la ciencia donde más se desarrolla la mistificación del capital. En condiciones normales de producción capitalista se realiza  completamente separada del saber y la destreza de los obreros.

Salud y lucha de clases

La salud ha sido una de la preocupaciones de la clase trabajadora desde su nacimiento. Las asociaciones sindicales, consideraban prácticamente dos tipos de fondos, uno para huelgas y otro para atención médica y  gastos funerarios. Pues la capacidad de venta de la fuerza de trabajo, está en función directa de las condiciones físicas y psíquicas de los trabajadores, y el deterioro de la salud aparece como límite de sus posibilidades de supervivencia.

La experiencia de los obreros de Zanón nos muestra que el problema de la salud ha sido uno de los disparadores de las tensiones que se venían acumulando al interior de la fábrica, recordemos que los accidentes de trabajo, la falta de enfermería y la muerte de un compañero desataron la huelga de 34 días en el comienzo del conflicto.

No es casual que en la fábrica, se haya organizado una comisión de salud social, que tengan un servicio médico permanente, etc. Los obreros tomaron este problema en sus manos.

Como el  Non delega, consigna de los consejos de fábrica de los trabajadores italianos en la década del 70 , que implicaba, entre otras cosas, no delegar los problemas de la salud en los médicos.(8)

Haciéndola suya, “hicieron la suya”

Como siguiendo al pie de la letra el slogan de una publicidad de la década del 80 de una escuela de arte que rezaba: “Hacéla tuya”, los obreros y obreras hicieron literalmente suya a la fábrica, e hicieron más suya su propia vida.

En base a lo aportado por J. Martínez y fuentes propias podemos pensar :

La apropiación de los medios de producción trae aparejada la reapropiación del trabajo y consecuentemente la reapropiación de los cuerpos por parte de los trabajadores. Entendiendo al cuerpo como parte de un entramado de tres aparatos, el aparato psíquico, con las leyes del proceso primario y secundario; el aparato orgánico, con las leyes de la físico-química y la anatomo-fisiología; el aparato cultural, con las leyes económicas, políticas y sociales. (9)

Las consecuencias de esta reapropiación del cuerpo serán en los tres planos anteriormente citados, en el psíquico tendrá que ver con con la importancia del reconocimento, como desarrolaremos más adelante recuperando lo placentero del trabajo. En el plano físico estará vinculada a los ritmos de trabajo, el esfuerzo corporal la relación hombre máquina, etc. Que se adaptarán a las posibilidades físicas del trabajador y no al revés. En el plano cultural el sujeto comienza a pensarse y accionar en el entramado político, social y ecónomico en que vive.

El control de del proceso de producción, muestra innecesaria la figura del patrón y la consecuente alegría que los obreros expresan,(10) al poner la organización a su beneficio, permitirá que no se produzcan accidentes de trabajo, y el clima laboral sea de tranquilidad.

La irrupción de la creatividad obrera saca a la luz, lo que la forma de producción capitalista no hace más que reprimir, que es la actividad subjetivante (11)de los trabajadores. Esta sólo se hace visible por su ausencia, en esa forma de protesta que es el trabajo a reglamento, donde el trabajador “cumple” con la tarea prescripta pero sin aportar nada de su subjetividad.

Las relaciones de cooperación, ponen en juego la dimensión del reconocimiento,

 que en el registro de la subjetividad tiene un valor esencial. Reconocimiento como la forma de retribución moral-simbólica otorgada al sujeto en contrapartida por su contribución a la eficacia de la organización del trabajo, es decir por el compromiso de su subjetividad e inteligencia.

Uno de los obreros que coordina la producción nos dice:

“Yo tengo una visión, pero quiero la de ellos, porque ellos conocen el sector y tienen una visión mucho mejor que yo de ellos...Cada sector tiene que organizarse y desarrollarse ellos. Yo no les puedo decir que es lo que tienen que hacer; es la suma de un montón de voluntades y lo que uno trata de coordinar es todo ese esfuerzo." (12)

Da cuenta de un  cambio cualitativo en la calidad de las relaciones de cooperación. Definida como “la acción de participar de una obra común” (Diccionario Robert) donde los sujetos se sienten parte de esa obra. La cooperación supone un lugar donde convergen a la vez las contribuciones singulares, y se cristalizan las relaciones de dependencia de los sujetos. De la calidad de la cooperación dependen entonces la calidad del trabajo, la confiabilidad y la seguridad.

Hasta ahora hemos comentado los efectos saludables de estas experiencias pero tendríamos una visión parcial “enbellecedora” si no mostramos la otra cara.

Se han democratizado las  relaciones al interior de la fábrica, afuera de la misma continúan las relaciones capitalistas, los obreros terminan vendiendo su fuerza de trabajo a otros capitalistas, a través de  la compra de bienes y servicios con su salario en el mercado.

Los patrones han perdido autoridad dentro de la fábrica sin embargo conservan su poder económico y político.  Su interés es “recuperarla”, para ello cuentan con el apoyo de otros capitalistas, del aparato judicial, la policía, los carneros, los medios de comunicación.  Los trabajadores han sufrido, represión policial, robos de sueldos, amenazas telefónicas, persecusiones, encarcelamiento, deslojos violentos. La situación de los trabajadores  es altamente inestable. Posiblementente generen efectos en la subjetividad como miedos, crisis de angustia, problemas familiares, etc.

Comienzan a salir a la luz nuevos problemas como el alcoholismo, la violencia familiar, el machismo, etc. En Zanón se ha comenzado a trabajar en estos aspectos con la comisión de Salud Social.

Los entendibles pero no por eso menos ingratos, enfrentamientos personales y grupales en el contexto de la lucha y la producción.

La crisis de la salud tanto en sector público como privado, pone en juego la calidad en las prestaciones que reciben los trabajadores y su familia.

 Otros factores que hacen a la salud de los trabajadores, como son la educación, la  vivienda,  el  transporte,  la recreación, etc. O están vedados o su calidad es baja.

También debemos tener en cuenta las enfermedades físicas y psiquícas preexistentes  a la ocupación cuya atención debe realizarse  en condiciones deficitarias.

Decidir. ¿de vez en cuando o todos los días?

La democracia actual propone al ciudadano depositar su poder en “otro”, el político profesional, el dirigente sindical, el juez, el policía. De vez en cuando pueden votar,  pueden decidir un poco, dejar el poder en otro nos intenta dejar sin poder propio. Podríamos decir que decidir poco empobrece tanto materialmente como espiritualmente. Pasiviza y anonimiza.

Las asambleas y la organización de la producción por los trabajadores implica decidir casi todo el tiempo. ¿Que hacer? La asamblea se asemeja a la cubeta de fisión nuclear, un catalizador de sentimientos y pensamientos. La discusión,  las diferentes opiniones, la duda, las imaginación, la indecisión, la creación. Equivocarse, acertar, fracasar, desesperarse, los apoyos, las deserciones. Rabia, impotencia, euforia,  odios y amores. Dolor y alegría de crecer, hacerse reponsables de sus actos, decisiones y deseos. “ cuando los individuos pueden reflexionar sobre sí y su sociedad, cuando tienen un nosotros e instituyen  - con conocimiento - un campo  de significaciones imaginarias sociales (es decir, tienen una relación lúcidas con estas, se conocen como creadores de las mismas)” (13)

Hace unos días, un obrero de Brukman decía con lágrimas en los ojos: “ agradezco a los compañeros del Ceprodh, porque siempre estuvieron,  aunque no estaban de acuerdo con lo que decidíamos, ellos acataron las decisiones de la asamblea”

¿Como crecer sin equivocarse? Como organismo nos vemos convocados a hacer por, a decir por, a resolver por. Correrse de ese lugar no es fácil, implica esperar del otro, un sujeto, confiar en la potencialidad de la clase obrera.

En ocasiones la lucha, la militancia, nos hace poner en cuestión la inocencia, la ingeniudad y crecer de golpe. Pasar de cierta posición infantil a una posición adulta, hacer el juego propio, con otros. Como diría Winnicott “jugar sólo en presencia de otro”.

Ayer escuchaban radio 10, hoy sueñan con el gobierno obrero,

ayer confiaban en los patrones, funcionarios y jueces, hoy saben que pueden confiar en ellos mismos y en sus hermanos de clase,

ayer meros apéndices de las máquinas, hoy sujetos deseantes 

ayer sólo fabricaban productos, hoy también fabrican  sueños.

Notas

(1)Kordon, D.Lagos, L. Edelman. Crisis social y subjetividad. Paisajes del dolor, senderos de esperanza. AAVV. Ed. Polemos. 2002 Pag.143

(2) Ana María Fernández. Reflexiones a partir de la investigación sobre asambleas. La psicologización de lo social. Revista Campo Grupal Año 5 N°46 Junio de 2003.

(3) Cornelius Castoriadis, Beathing the Retreat into Private Life , The Listener, Londres, 27 de marzo de 1986, p.20 Traducción de Yago Fanco.

(4) C. Hill. History and the Present, en A nation of Change and Novelty, Londres, 1990 pag. 245-246.

(5) La Coordinadora del Alto Valle es un nucleamiento para la coordinación de las luchas que incluye movimientos de desocupados (MTD), sindicatos combativos (ceramista, de televisión, docentes, etc)  agrupaciones de oposición de distintos gremios, agrupaciones estudiantiles, organismos de derechos humanos y partidos de izquierda  de las provincias de Neuquén  y Río Negro,

(6) Carlos Marx. Manuscritos Económicos - Filosóficos (1844) Pag. 83

(7)Josefina Martinez. Fábricas ocupadas y gestión obrera directa. Apuntes para una reflexión histórica y teórica. Revista Lucha de clases. N° 1.Bs. As.Noviembre 2002.

(8)El non delega (no delegar) de los obreros italianos, respecto del puesto de en la fábrica, sino también de otras dimensiones básicas de la vida cotidiana dentro y fuera de la fábrica. En esa época se hicieron experiencas de control obrero, donde uno de los ejes principales, eran las condiciones y medioambiente de trabajo y su relación con la salud de los trabajadores.

(9) Un desarrollo de esta perspectiva se encuentra en el texto de Enrique Carpintero Registros de lo Negativo. El cuerpo como lugar del inconciente, el paciente límite y los nuevos dispositivos psicoanalíticos. Topía editorial, Buenos Aires, 1999.

(10) "Producir sin el patrón es una satisfacción inexplicable. El saber que vos desarrollas el producto, que lo ves prensar, decorar y salir de la caja. El saber que lo que vos hicistes es tuyo es un orgullo muy lindo, te obliga a hacer las cosas mejor, y eso se ve en la realidad, es un buen incentivo." Sebastián Hacher

Fábricas tomadas: viaje al interior de un sueño real. Indymedia.org. diciembre 2002.

 (11) La noción de actividad subjetivante se debe a investigaciones que se interesan en la actividad obrera. Donde la inteligencia del cuerpo y del pensamiento comprometida en estas actividades está a menudo adelantada a la conciencia y a la simbolización de estos actos prácticos.Estos últimos se traducen entonces no solamente por su impacto sobre la materia, sino por la transformación o una huella que se inscribe en el propio sujeto. Chistophe Dejours. El factor humano. Editorial Lumen. Buenos Aires. Septiembre 1998.

(12) Sebastián Hacher Fábricas tomadas: viaje al interior de un sueño real. Indymedia.org. diciembre 2002

(13) Yago Franco. Magma.Cornelius Castoriadis: psicoanálisis, filosofía, política. Editorial Biblos. Buenos Aires. Julio de 2003

 

Por Pablo Torres. Licenciado en Psicología. Psicoanalista.
Becario Honorario. Centro de Salud Mental N°3 A. Ameghino.
Miembro del Equipo de Salud Mental del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (Ceprodh)

Temas: 
 
Articulo publicado en
Agosto / 2004

Boletín Topía

Ultimas Revistas

Tapa Revista Topía #89 (Agosto/2020). La nueva Anormalidad.
Agosto / 2020
Tapa Revista Topía #87 (Noviembre/2019). El derecho a la salud.
Noviembre / 2019