Ana María del Cueto | Topía

Top Menu

ofis taşımacılığı uluslararası ev taşıma

Ana María del Cueto

Ana María del Cueto
4 de septiembre del 2006

Mi primer contacto con el libro cuando comenzó a acompañarme de aquí para allá leyendo sin orden ni razón, fue, si lo puedo expresar en palabras, pero ¡es Tato!. Sus ideas, sus pasiones, sus disensos, sus recorridos teóricos, sus lecturas, sus modelos, aquellos en que no transa.

Mas que cualquier otro narra sus múltiples formas de resistencia.

Podemos decir que es un libro nómade, del tipo raicilla y rizoma, que no se propone interpretar ni simbolizar ni formar un corpus, aunque lo haga. Se propone trazar líneas y mapas señalando las múltiples combinaciones y distinciones entre la política, la actitud clínica, y el teatro

Es ajeno a toda idea de eje o estructura, más bien orientado hacia una experimentación y una reflexión que actúa sobre la realidad de los dichos y los hechos. Pero no es un vagar sin meta. Existen trayectos y fidelidades, traza recorridos, inviste territorios y construye sus propias jerarquías. Se escucha en él el ruido y el latir de la vida, del afuera /adentro viviente.

Está situado en un espacio y un tiempo poblado de afectos. Y aparece el cuerpo

El Cuerpo Político

El cuerpo Actor

El cuerpo Clínico

El cuerpo dramaturgo

Siempre vital y en movimiento constante aparece el Cuerpo Afectado

Envoltorio de afectos traducidos en acciones: escritos, denuncias, textos clínicos, Teatro, lecturas.

Instantáneo y perenne. Juega con las imágenes.

Lo evoco siempre en movimiento

AGENCIAMIENTO PAVLOVSKY

Habitado por presencias e historias heterogéneas que fluyen existiendo en tiempo diferentes. Se entremezclan pasado, presente, futuro, ilusiones, quien escribe, el dice que dice....

Autores, personas, personajes

Rodolfo Walsh. Martín Amis. Galíndez. Evo Morales. Castro, Pablo .Negri. Trosky. Tolstoi. Bechett. Brando Camus Deleuze Chico Quarque Sartre.....

El flujo “entre” es lo que conecta estas multiplicidades. No es un flujo liviano ni ligero. Es un flujo denso, consistente. Pasional,

Describe un mundo de afectos y afectaciones En él y en otros,

Hablando sobre la complicidad civil dice:

“Las dictaduras trazan una línea y La gente común poco a poco se va acostumbrando a no atravesarla. Al final esa línea se va interiorizando como una prohibición ordenada que debe ser respectada y esa línea afecta a la mayoría silenciosa.”

Marca con estas palabras un territorio preciso que se dispone día a día a transitar poniendo en cuestión todo aquello que aluda a los mitos capturantes del capitalismo que expropia a las personas sus cuerpos y sus mentes, equiparando sus modos de percepción y de deseo.
Lo hace desde una concepción ética de su práctica cotidiana.
Nada cae por su propio peso.
Todo es analizado desde una línea de pensamiento que interviene sobre la producción subjetiva.

“No hay destino de sumergidos. Hay rebelión del lugar donde el capitalismo los alojó. La miseria producida y no un destino de miseria.”

“Creo que será gestando en Latinoamérica una verdadera revolución cultural, más allá de las difíciles desigualdades económicas. La revolución es cultural. No económica. “

....la desigualdad social en Latinoamérica se ha interiorizado como un fenómeno obvio y natural. Solamente una verdadera revolución cultural puede modificar “la cabeza de la gente” para la lucha de esa tremenda injusticia”

....¿Y cual es la tarea del intelectual privilegiado en Latinoamérica sino la denuncia sostenida?

Estas y otras afirmaciones y preguntas recorren sus textos...

Corre el telón del universo creativo de la literatura y el teatro. Nos despierta.

En “Pablo” A través de los anteojos de L y de V que miran por la ventana un encuentro entre un viejo y una joven desarrolla un relato minucioso entre los protagonistas que van desdibujando en el dialogo la escena triangular que es observada desde la ventana dejando lugar a la historia de la complicidad civil durante el proceso Militar.

---“Deje de mirar, no se convierta en testigo...venga conmigo...ya vio demasiado”

Ambos protagonistas de la escena desvían su historia personal y juntos crean una máquina de ver el mundo “entre los dos”. Aparecen las voces de un social histórico a través de la narración de estas “micro percepciones”, heredadas de su mirada clínica.

En la creación de personajes en su teatro como dramaturgo y como actor investiga la ambigüedad y la complejidad de la producción subjetiva en la figura del represor, del secuestrador, del torturador.
“Lo que nos interesa es la estética de la ambigüedad”

Creo entrever, y es sólo una intuición que juega con esa idea de ambigüedad, de caos en otros pasajes. Que es una idea que lo provoca y lo convoca. Pero sólo en esa creación de personajes es ambiguo, en búsqueda de los múltiples afectos que se despliegan en la producción subjetiva y en la máquina “entre”.
Sus ideas políticas no son para nada ambiguas, afronta el caos estableciendo un plano marcando un territorio

“....lo más importante en mi vida es el socialismo...”.

Todo pasa por el tamiz de sus ojos, de sus oídos, de sus afectos, de sus ideas, nada esta dicho por que sí. Analiza esta maquina abstracta que organiza los enunciados dominantes y el orden establecido, las lenguas y los saberes, las acciones y los sentimientos adecuados a dichos órdenes. Analiza la subjetividad capitalista constitutiva de nuestra producción subjetiva colocando el acento en el fascismo. Piensa, afirma y se pregunta sobre esta gran fábrica de fascismo cotidiano que permite que interioricemos como naturales y obvias las grandes desigualdades sociales.
La miseria, la desnutrición, el hambre, no son males naturales, no son tsunamis. Son construidos por gobiernos, por políticas y por poderes. Que producen y fabrican una subjetividad modelada en el registro de lo social-histórico-político de sus condiciones de vida.
Niño esclavo pidiendo en las esquinas de un país rico. Recogiendo basura de los tachos de un país extenso lleno de granos, vacas y peces. Hombres y Mujeres silenciosos desconectados.
Políticas de mercado. Políticas de Droga. Políticas de hambre Políticas de terror. Miedo a reunirse a pensar. Repliegue. Incertidumbre. Qué pienso, cómo pienso, a quién amo, cómo escribo, qué enseño, cómo analizo.....

Dice Pavlovsky:

“...las dictaduras básicamente intentan abolir el movimiento, suprimir los derechos de aquellos que intentan pensar el movimiento “La vida” En nombre de supuestos valores detienen el pensamiento bloqueando todos los análisis en termino de movimientos”

Crean así una subjetividad del terror
Pero una sociedad también se define por sus líneas de fuga que son moleculares Siempre fluye o huye algo, que escapa a la gran organización de domesticación de los cuerpos y las mentes.
El teatro, la cultura, la escritura, la creación artística, la actuación, los grupos crean las condiciones de posibilidad de que surjan acontecimientos. Se juegan ideas en movimiento
Al hablar de Teatro Abierto muestra su ilusión, su deseo y su nostalgia de aquel hecho cultural que creo un régimen de afectación entre los actores, los autores, los directores y el público recobrando el cuerpo deseante de todos. Añoranza por aquel acontecimiento intenso, pasional, que permitió la recuperación de una identidad cultural aplastada por el terrorismo de estado.
Aparece el cuerpo a cuerpo. Organismos acoplados formando composiciones de potencia creadora. Movimiento minoritario que produce un acontecimiento capaz de romper el Orden Instituido. La máquina “entre” es la protagonista

Casi como manifiesto apuesta:

“Tenemos que recuperar la mística del teatro. No se están jugando solo las posibilidades para futuras producciones. Se juega nada más y nada menos que la recuperación del sentido de hacer teatro hoy. Tenemos que reinventarnos otra vez Crear nuevos dispositivos que permitan recuperar nuestra potencia Transformadora. Nuestro micro político. Resistir es resingularizar hoy nuestra identidad cultural”.

Refunda nuevamente la idea de los grupos como lugares micropolíticos con potencia de ser que permiten la puesta en cuestión de la Producción subjetiva. A pesar de que hay escasos textos que hablan directamente sobre psicoterapia transita en todo momento una mirada clínica.
La sigo, la busco, la pierdo y la encuentro una y otra vez.
De una clínica que se orienta a pensar e intervenir sobre la producción subjetiva. Que piensa que las transformaciones posibles proceden de las mutaciones de la subjetividad que puedan producirse a escala molecular. Que nos permita transitar hacia ser otros. Que nos confronta con multiplicidades. Siempre entramos desde un cuerpo teórico determinado que nos da sostén, formación, palabra Lo importante es buscar las múltiples salidas singulares que nos aparten del camino recorrido, masificado. Pensar el análisis como creativo. Recorrer los invariantes familiares, sociales, políticos y ponerlos en cuestión. Orfebrería de lujo.

La verdadera pelea y diferencia se va dar en el terreno de las ideas y de los actos singulares y colectivos.

AGENCIAMIENTO PAVLOVSKY

Lo que produce nomadismo no son solo las ideas y los textos
Es su devenir sensible, siempre en movimiento, siempre siendo otros.

Dramaturgo que habla de clínica
Clínico que analiza personajes
Actor que siente y piensa como un político
Político/Micropolitico siempre
Cuerpo Afectado
Cuerpos política. Cuerpos cultura. Cuerpos teatro. Cuerpos Clínica Cuerpos Crítica
Cuerpos Creando Acoplados

Su ilusión: La revolución cultural.

Hace suyas las palabras de Sartre “Yo me traiciono a mi mismo”

Pero siempre como Sartre, es él mismo: Pavlovsky