Artículos escritos por Héctor J. Freire | Topía

Top Menu

Héctor J. Freire

POESÍA Y PINTURA

(INTERFERENCIAS Y RELACIONES)

 

                      La pintura es poesía; siempre se escribe

                      en verso con rimas plásticas.

                                       

                                                         Pablo Picasso          

 

                     ¡Oh cristalina fuente,

                    si en esos tus semblantes

                    plateados 

                   reflejases de repente                   

                   los ojos deseados

El cine y el mal

Las chicas buenas van al cielo,

                                                             las malas donde quieren.

                                                                                        (grafitti anónimo)

 

Un concepto polémico

 

No podemos negar que el mal, su problemática, sus representaciones más típicas como el infierno, el personaje del diablo, ejerció y sigue ejerciendo una poderosa fascinación sobre el imaginario colectivo.

León Ferrari, la impiedad del arte

Homenaje a un transgresor en el arte

 La transgresión no es la negación de lo prohibido,

                                                           sino que lo supera y lo completa.

                                                                                            

                                                                                           Georges Bataille

 

 

Grandes directores (Porque el cine no empezó con Tarantino) Akira kurosawa anticipó el desastre nuclear

Es uno de los dos o tres maestros del cine de nuestros días.

                                                                                 Francis Ford Coppola   

 

          Ante él todos somos aficionados; uno nunca se aburre con sus fims, su cine es una especie de milagro expresivo.

                                                                                  Federico Fellini

                                             

Grandes Directores (“Por qué el cine no empezó con Tarantino”)

Federico Fellini, la representación del deseo

No quiero demostrar nada, lo que quiero es mostrar.

Creo no podría vivir sin hacer cine.

Federico Fellini

 

 

Breve aclaración inicial

 

Satori

“El Satories el destello repentino en la conciencia de una nueva verdad”. Esta cita de Suzuki nos introduce al sexto libro de poemas publicado por Héctor Freire, también reconocido crítico y ensayista especializado en cinematografía. En este nuevo trabajo vuelve a lucir su poética elaborada con minuciosidad, detalles referenciales, citas y alegorías a los que recurre con notable dominio. Satori: lugar luminoso de encuentro, donde la pintura y el cine se encuentran con la poesía.

Nuevos muros en el cine

Metáforas y motivos visuales

Comentó Anton Chejov, que si en el primer acto de una obra de teatro, aparece una escopeta colgada en la pared, en el último acto ésta debería dispararse. De lo contrario, no cumpliría ninguna función relevante. Salvo la de ser un mero objeto decorativo o de relleno. Que en este caso, podría ser reemplazado por cualquier otro.

El Cuerpo Mediatico: Presentación realizada por Héctor Freire

Comenta Carlo Ginzburg que los antiguos Griegos cuentan que Teseo recibió, como regalo de Ariadna, un hilo. Con ese hilo se orientó en el laberinto, encontró al Minotauro y le dio muerte.

Avatar: “la simulación hechicera” de la técnica

A propósito de Avatar, la cuestión de la ciencia ficción

 

INÉDITOS (en la Argentina) DEL ÚLTIMO PREMIO CERVANTES “LA NOCHE HUELE A LUZ CARBONIZADA”

“TRES TEXTOS CON INSECTOS” DEL LIBRO DE JOSÉ EMILIO PACHECO LA EDAD DE LAS TINIEBLAS

 

Todos somos poetas de transición:
la poesía jamás se queda inmóvil.
J.E.P.

 

Selección y comentario Héctor J. Freire

EL SUEÑO DEL ESTRATEGA

El cine como laberinto

Quien crea poder superar los laberintos huyendo

de su dificultad se queda siempre al margen.

Italo Calvino

 

 

Encrucijadas (“el saber como red de modelos”)

 

NARCISO, UN RECORRIDO LITERARIO

"Todas las mañanas el astro del mundo

cuando se levanta reflejándose en las

ondas cree muy asombrado ver otro sol."

Tristan I Hermite

 

 

 

Kafka va al cine

En el año 1880 mueren Flaubert, dos años más tarde nacen Joyce y Woolf, un año después, en 1883 Kafka, y en 1895 el Cine. Estas fechas, aparentemente casuales, dejan de serlo si se tiene en cuenta qué es lo que nace y muere. A partir de 1914, el siglo XX (es decir los años transcurridos desde el estallido de la primera guerra mundial hasta el hundimiento de la URSS), el hombre asiste a un escenario cuyo horror y crueldad, tienen proyecciones antes desconocidas.

 

El cine en su laberinto

Literatura Pintura Sociedad
Héctor Freire
Tapa del libro

Edicion Impresa

$249,00 

Comprar en linea: libreríapaidos.com | Librería Santa Fe | Librería Hernández

 

 

Introducción

Desde el origen de la civilización más antigua, hasta la aparición de las vanguardias del siglo XX, los artistas se han interesado por la problemática de entablar una relación de parentesco entre las artes, sus mutuas influencias, interferencias y relaciones comparativas, por ejemplo, entre los colores de las pinturas y los sonidos de las palabras; la musicalidad y el ritmo propio de un poema y su paralelismo con un cuadro o un film. Las afinidades entre determinados escritores, pintores o directores de cine. Guiones cinematográficos y films que “nacen” de un texto literario y su íntima relación con aspectos de una determinada sociedad. Cuentos, novelas o pinturas que son el resultado de un fuerte estímulo a la imaginación, a partir de la proyección de un film.

Mitos en el cine

En el principio fue el mito

 

La monumental Historia del Cine de Román Gubern, comienza como corresponde por El nacimiento del Cine, siendo el primer subtítulo: El mito. A propósito, podemos leer que los primitivos griegos habían inventado una hermosa narración para explicar cómo Dédalo (el constructor del laberinto) y su hijo Ícaro se escaparon (aunque éste murió en el intento) de la isla de Creta (la del legendario rey Minos y el Minotauro), valiéndose de unas enormes alas hechas con plumas y cera. Más de dos mil quinientos años después, lejos de Creta, dos norteamericanos, convirtieron en realidad el mito de Ícaro y su padre. Por supuesto, empleando una estructura metálica y un motor de explosión en lugar de la “mentira” o la “fabulación” de la narración griega. Conviene recordar que las palabras mitomanía, mitómano tienen la misma raíz que el vocablo mito.

Trabajo y ocio desde el cine

Entre el fetichismo de la mercancía y el proceso primario∗

El cine, “ese movimiento dado a ver”, “esa sábana blanca suspendida en el fondo oscuro del inconsciente”, es a la vez una ventana abierta a lo social y a la subjetividad; un modo eficaz de indagación sobre los modos de ser de las distintas sociedades a través de la historia. Por medio del cine podemos extender el modo de entender los mecanismos del poder y sus efectos sobre el psiquismo.

El derecho a la pereza

Refutación del derecho al trabajo de 1848

Paul Lafargue, de familia franco-caribeña, nació en Santiago de Cuba el 15 de Enero de 1842. Fue médico, periodista, teórico político y revolucionario francés. En un principio su labor política se orientó a partir del pensamiento de Proudhon, pero el contacto con Karl Marx -del que llegó a ser yerno al casarse con su segunda hija, Laura- fue determinante. Lafargue pasó la mayor parte de su vida en Francia, aunque también pasó períodos ocasionales en España e Inglaterra. Lafargue comenzó su carrera política en París, cuando entró en contacto con los grupos republicanos que se oponían a Napoleón III. Y fue como anarquista proudhoniano, como Lafargue ingresó en la sección francesa de la Asociación Internacional de Trabajadores, la AIT, más conocida como Primera Internacional. Sin embargo, el contacto con el pensamiento revolucionario de Marx fue decisivo para eclipsar completamente sus tendencias anarquistas.

Los otros cuerpos

(Monstruos en el Cine)

¿Qué sería de los artistas sin los monstruos?
La presencia de los monstruos que no ha perdido vigencia con el paso del tiempo, en la literatura, la pintura, y muy especialmente en el cine, son por lo general una pieza muy cercana al género fantástico, o a la categoría de lo extra-ordinario, de lo sobre-natural. Que en la mayoría de los casos se usan como pretextos para elaborar sistemas alegóricos/morales, y paradojas sociales-políticas-religiosas.

Tiempos en el cine

El error de Dios Tanto el cineasta como el escritor tratan de manejar lo más libremente posible (no se filma o se escribe como se quiere, sino como se puede) el tiempo, lo mismo que las distancias o el espacio. Sin embargo la lectura de un libro es aleatoria, la de un film es fija y cuantificable. El tiempo de la proyección, es objetivo y colectivo, ya que es el mismo y compartido por igual por todos los espectadores, al menos por aquellos que todavía asisten a las salas de cine. En cuanto a las trasgresiones de las secuencias temporales “normales”, como en el flash back (vuelta al pasado) y el flash forward (anticipación y especulación conjetural del futuro).

Páginas

Suscribirse a Héctor J. Freire