Artículos escritos por Héctor Miguel Ángeli | Topía

Top Menu

Héctor Miguel Ángeli

SENTADO A LA MESA DEL LOBO

Sentado a la mesa del lobo

no hay fruto que me arroje al destierro.

El lobo es un prócer especial.

Cada uno de sus gestos

me abre la puerta del bosque.

Y me daría también la llave

si yo se la pidiese.

No es necesario ser bueno o ser malo

para sentarse a la mesa del lobo.

Sólo se requiere

saludar como todos los días

a nuestros propios asesinos.

Y tal vez algo más:

cavar un pozo en las colinas

para esconder nuestros amores.

Sentado a la mesa del lobo

Suscribirse a RSS - Héctor Miguel Ángeli