Artículos escritos por Mónica Groisman | Topía

Top Menu

Mónica Groisman

CUERPO, ESCENA, MÁSCARA EN LA CLÍNICA CONTEMPORANEA

La existencia vivida en cuerpo tiene la estructura de la escena. Y no puede ser sin máscaras. El psicoanálisis genera condiciones para alojar lo dicho y el silencio, las patologías y los avatares de la vida, el arte y la cultura. La escena es el modo de organización de la fantasía y la realidad. El trabajo con la escena permite dar figura y sostén al movimiento entre  la escena inconsciente y la conciente. El cuerpo, la escena, la máscara, a la vez que inmersos, conforman la cultura, así no es extraño que la existencia, la  creación, los conflictos y la patología tengan esas marcas.

Felicidades corporales

Lo corporal es un campo complejo, múltiple en problemáticas. Imposible pensarlo sin apelar a ciertos dualismos clásicos: ¿el cuerpo es lo dado o es construcción? ¿Es materia o puro mundo simbólico? ¿Es adentro o afuera? ¿Es palabra o afecto? ¿Energía o representación? ¿Individual o social? Preguntas imposibles de responder, y ya poco interesantes en esta época donde el espesor del cuerpo, a decir de Le Bretón se enriquece en una red de significaciones, y donde cada mirada recorta algunos sentidos, sabiéndose ya portadora de apenas algo del enigma y no del todo.

Recordar es un estado del cuerpo

La memoria juega con el cuerpo? El cuerpo es juguete de la memoria? O será mas bien que la posibilidad de la memoria “convierte” al organismo en un cuerpo, es decir en un espacio de juego?. La memoria trabaja, procesa, organiza ese conjunto de múltiples representaciones psíquicas que con-forman el cuerpo, y también juega sobre el cuerpo como una superficie de inscripción, “territorio de imágenes”. Al mismo tiempo tanto la evocación como el olvido, el recuerdo como su ausencia se juegan en el cuerpo.

Exilios del cuerpo

Exiliado: desterrado, proscripto, extrañado, refugiado, emigrante.

Desaparecido: oculto, aniquilado, perdido, suprimido, muerto, extinguido, hundido, escondido, evaporado, esfumado, eclipsado, desvanecido, oscurecido.

El diccionario evoca, con precisión nominativa, escenas del tratamiento de Graciela; estas palabras parecen describirla: una persona que tuvo que ocultarse, sufrió pérdidas, fue emigrante, refugiada. Muchos aspectos de su subjetividad han sucumbido, otros se han oscurecido. Tal vez estén escondidos, a la espera de una oportunidad....

Clínica corporal: una clínica en tensión

“Lo corporal” se apoya en diversas técnicas corporales cada una con su propuesta y encuadre de trabajo, con una visión particular sobre el sujeto y el mundo, con su forma de pensar el cuerpo y las problemáticas que él plantea: la Eutonía trabaja sobre la idea de “tono”, el método Alexander interroga el “uso” corporal, la Bioenergética investiga las organizaciones caractero-musculares. En nuestro país han tenido gran desarrollo los aportes que ubican al cuerpo como expresivo, tanto en sus vertientes más ligadas a la danza (Patricia Stokoe), a la poética corporal (Alicia Lipovetzky), a la psicomotricidad (Daniel Calmels), a lo novelado del cuerpo (Susana Kesselman), como así también en líneas vinculadas con el psicoanálisis, el teatro y el psicodrama (Elina Matoso y Mario Buchbinder).

SUPERVIVENCIA URBANA

El cuerpo en la post modernidad

Las técnicas del cuerpo son tan antiguas como el hombre; tan antiguas como la organización del trabajo o los sistemas de parentesco, como el lenguaje y la producción de símbolos. El hombre como ser de cultura genera “cuerpos”, y técnicas de reproducción de esos cuerpos. Así podemos hablar de técnicas que instauran la diferencia sexual y técnicas de crianza, tanto como de códigos del hacer y del vestir. Técnicas de parir, de descansar y de desplazarse. Técnicas de la higiene y de la nutrición como del ocio y la creatividad.

Suscribirse a RSS - Mónica Groisman