25 años de la Revista Topía | Topía

Top Menu

25 años de la Revista Topía

 
Continuamos nuestro año 25

Y publicando las palabras de protagonistas de la cultura de varios lugares del mundo que continuamos recibiendo sobre los efectos del espacio generado por nuestra revista en este tiempo. Creemos que definen qué lugar tiene nuestra revista en estos 25 años ininterrumpidos de trabajo.

1991: cuando amanecía aquella década de penoso recuerdo, al mismo tiempo nacía esta ilusión que nos dio refugio y que velozmente se transformó en uno de los espacios que dieron amparo al pensamiento crítico, la diversidad y el debate. No se puede menos que celebrar con gratitud y alegría la hospitalidad que Topía nos brindó a quienes tratamos de articular nuestras responsabilidades ciudadanas con la pasión por desarrollar la producción científica de nuestro espacio y la riqueza de la cultura de la que somos parte. Como dirían los Rolling Stones, Topía nos dio refugio cuando todo era muy difícil. Con el paso del tiempo hizo honor a su nombre y se convirtió en nuestro lugar. Acá nos sentimos como en casa.
Eva Giberti

“Lo Corporal”
Desde aproximadamente la década del 70, tal vez antes, fue tomando identidad aquello que llamamos “lo corporal” y definimos así un territorio con identidad, proyección e ideología que le dio “cuerpo”al “Cuerpo”. Fundamos APTELEC (Asociación de profesionales de lo corporal), uno de sus miembros, Alicia Lipovetzky le dio letra y espacio en esta revista Topía que celebra sus 25 años. ¿Por qué estas palabras? Porque la captura de la corporeidad es un desafío que aún hoy le cuesta tener su reconocimiento y su lugar. Con “lo corporal” nos referimos al cuerpo social, biológico, psicológico que se trama en las prácticas profesionales y las distintas disciplinas. Pero más allá de ese itinerario, Lo corporal implica una ética, poética y estética frente al mundo en que nos movemos. No se trata solo de ponerle cuerpo al mundo, sino construir corporeidad destapando la potencialidad que contiene. Topía es una publicación que ha podido sostener este espacio y darle un lugar que realmente merece que agradezcamos. ¡¡¡¡Felices 25 años!!!!
Elina Matoso

Estimado Enrique:
Espero Topía siga siendo un gran sintesis de Marx y Freud, micro y macro política. Es una revista plural, pero coherente y
consecuente en su compromiso: combina ciencia y compromiso político con las clases populares. Durante 25 años Topía mantiene una visión crítica y activa contra el periodo negro del menemismo. Apoyó activamente en los años rebeldes de 2001-2004. Y durante los años de kichnerismo mantiene su independencia y su visión emancipadora. Adelante Enrique. ¡25 anos más!
James Petras

Enrique:
La circunstancia -para nada circunstancial de que Topía cumpla veinticinco años llama al saludo y al recuerdo. Tengo presente cuando compartíamos el consejo de redacción de Psyché y si no me equivoco la memoria es falible, vos dirás si es así- después ustedes dieron curso a la revista con tu dirección. Merecidamente recibirán las felicitaciones por haber llevado adelante lo que te gusta en llamar, siguiendo a Arlt, una prepotencia de trabajo que enorgullece. Al decir de Galeano, la utopía es un horizonte que incita al transcurso, quitando la “u” ustedes apostaron al lugar posible, riguroso lugar en medio de la medianía achaparrada de la producción cultural psicoanalítica. En un tiempo, Asquini y Boero generaron lo que llamaron “nuevo teatro”, los programas de las obras que representaban tenían un lema: “Cuando se es joven hay que serlo hasta el final.” Sin saber aún del todo en qué consiste la juventud me consta -y también a vos- lo que es volverse intelectualmente viejo y también me
consta que pediste que te avisen si te encuentran vejestorio. Pues no, no hay lugar para el aviso. Es para celebrar la juventud de los veinticinco años de Topía pero, te digo en confianza, lo que más celebro es que con lo transcurrido, con la cantidad de agua que fluyera bajo el puente se haya cimentado, con vos y los integrantes de la revista ese valor inapreciable, quizá el mejor, que es la amistad. Un abrazo, jóvenes amigos de Topía que no han perdido el utópico horizonte.
Carlos D. Pérez

Temas: 
 
Articulo publicado en
Agosto / 2015

Boletín Topía