Casa de Día en el Partido de la Costa | Topía

Top Menu

Casa de Día en el Partido de la Costa

 

El lugar de referencia la Casa de Día, en el Pdo.de La Costa, pero las actividades se desarrollan en los lugares más diversos, complejizando cada vez mas la red de vínculos y de alternativas comunitarias que permitan la circulación del sujeto.
Respetando la singularidad, lo que implica poder pensar el proyecto de circulación social, el proceso de reconstrucción de una historia de vida, la lucha cotidiana contra la estigmatización, el planteamiento de interrogantes frente a la invitación a institucionalizarnos. Y finalmente el corrimiento del lugar de control social utilizando el recurso de políticas asistencialitas para convertirlos en programas de intercambio, donde haya lugar para la contraprestación (a modo de ejemplo frente al reconocimiento de la medicación como un derecho, la organización de compras cooperativas a bajo costo sin intermediación o eventos artísticos con participación de los involucrados para recaudar fondos genuinos.)
El compromiso de los trabajadores es con la persona, su libertad, y sus derechos. Esto implica por momentos trascender los limites de lo disciplinar, determinando nuestra ética de trabajo. Desde allí se piensa un marco referencial común al equipo.
La Casa de Día desarrolla actividades de prevención, asistencia, rehabilitación y capacitación.
La crisis es abordada allí donde tiene lugar, en el domicilio, en el trabajo, y es el mismo equipo el que asiste en momento críticos.
Luego, el trabajo de aprender a identificar con el sujeto y su núcleo caracterizando ese sufrimiento para poder anticiparnos al momento del derrumbe.
Cuando se requiere internacion se efectiviza en el hospital local, oponiendo una alternativa al manicomio distante 400Km, Fue necesario lograr el reconocimiento del Poder Judicial y la policía local, a partir de un trabajo de intercambio que se inicio hace cinco años y aun continua
El desafío convertir a la salud mental en una problemática a ser pensada tanto por el poder legislativo, como por los funcionarios del ejecutivo, a ser discutida en la Comunidad. Es la sanción de la Ordenanza 2556/2003, la que da respuesta a la inquietud planteada. Abriendo la posibilidad de convertirnos en participes de la planificación de la salud mental en nuestra Comuna.
55.000 habitantes a lo largo de una franja marítima de 96km, desde San Clemente hasta Mar de Ajo, escasos medios de locomoción, mas de 120 usuarios, nos obliga a pensar en la creación de servicios, descentralizando el recurso humano, de manera de acercarnos aun más a lo cotidiano de cada sujeto.
Las visitas domiciliarias y los seguimientos como estrategia continúan pero son insuficientes para aquellos sujetos donde se obstaculizo la autonomía, donde la institucionalización manicomial opero objetivándolos, donde ya no se come usando cuchillo, donde la discapacidad pasa ser la carta de presentación. Y es allí, en ese momento de cosificación donde nuestra intervención como Casa e Día cobra sentido.
El equipo, de lo mas diverso, psicólogos, psicopedagogo, trabajador social, trabajadores comunitarios (personas de nuestra comunidad con diferentes saberes que se sumaron al trabajo)
La especificidad del proyecto requiere a veces de lo disciplinar, recurriendo y utilizando los diferentes saberes.
Es Sergio el único hombre del equipo, albañil de oficio, quien lidera un proyecto de autoconstrucción de vivienda para externar una paciente. Es Elida(ama de casa) quien acompaña a cada uno cuando lo cotidiano se convierte en obstáculo. Andrea y Estela son las que muestran que el arte rescata. Es Miriam (psicopegagoga) la que enseña que el valor del dinero, olvidado por el paso del tiempo y los sucesivos cambios de moneda. Es Irma, la administrativa, la que les permite superar las diferencias de colores, tamaños, y nombres comerciales con que se presenta una droga. Son las psicologas, Silvia, Analia, Mariana y Roxana las que lidiaron con el trabajo social que represento, acostubrandonos mutuamente a las diferencias en los tiempos disciplinares.
Es la psiquiatría la que debe correrse, no sin dolor del lugar hegemónico para que esto sea posible.

Anabel Alé
Trabajadora Social.
Directora Casa de Día*
rac701 [at] telpin.com.ar

 

*Participan del equipo: Analia Florio-Silvia Faundez-Mariana Piombo-Irma Luque-Sergio Luero-Estela Medina-Andrea Schiavonne-Estela Medina-Elida Herrera-Miriam Rotemberg.
 

 
Articulo publicado en
Julio / 2003

Boletín Topía

Artículos recientes