La otra cara del piquete | Topía

Top Menu

La otra cara del piquete

 

"... si existiera un buen gobierno nacional, provincial o municipal, la UTD no existiría, no existirían los piquetes, serían una mentira o una farsa, eso es lo que hay que darse cuenta..." (Juan Carlos "Hippie" Fernández de la UTD de Gral.Mosconi)

Los llamados piqueteros no constituyen un movimiento único y homogéneo. No sólo por sus distintas denominaciones y orígenes sino, fundamentalmente, por sus propuestas. A modo de ejemplo podríamos mencionar a la FTV (Federación Tierra y Vivienda) que, conducida por Luis D'elía y donde participan sectores de la Iglesia, organizaciones sociales y juntas vecinales, reconoce que creció luego de muchos años de trabajo al calor de la toma de tierras, construcción de viviendas populares, infraestructura de servicios y equipamiento comunitario. El propio D'elía, elegido diputado provincial por el Polo Social, se reconoce militante del Frente para el Cambio y la CTA.
El MTR (Movimiento Teresa Rodríguez), compuesto por familias desocupadas del GBA, La Plata y Mar del Plata, desarrolla una forma de organización territorial por barrios con el objetivo de imponer una nueva forma de poder donde, al decir de su máximo referente, Martino, "el pueblo delibere y gobierne en forma directa".
En un reciente trabajo editado por el Colectivo Situaciones, los militantes del MTD (Movimiento de Trabajadores Desocupados) de Solano reconocen que "cuando la gente se acerca las expectativas son resolver el problema de trabajo, pero el MTD no es eso... es un proyecto que toma como eje el tema del trabajo, pero su objetivo es la recuperación del ser humano. Pueden cortarnos los Planes Trabajar, mandarnos el aparato represivo, pero lo que hay aquí es una forma de pensamiento diferente, y eso no lo van a poder detener".
No obstante, es posible encontrar algunos denominadores comunes.
Los distintos movimientos nacen por fuera de las instituciones políticas y sociales tradicionales y tienen un desarrollo autónomo, extraparlamentario, producto de las luchas. Fueron creciendo, como expresión del amplio movimiento social que enfrentó el modelo neoliberal implantado por Menem y continuado por la Alianza, desde la periferia (Cutral-Có, Plaza Huincul, Gral. Mosconi) hacia el centro del país (Sur del Gran Buenos Aires, La Matanza). Desplazaron el eje del conflicto hacia la interrupción de la circulación de mercancías y fuerza de trabajo. Representan un fenómeno múltiple, sin organizaciones únicas ni dirigentes consolidados en la superestructura institucional, con una fuerte tendencia asamblearia donde el piquete organiza, discute, negocia, elige representantes con mandato revocable y los delegados actúan sólo como voceros y dirección en la lucha. Constituyen una fuerza social antagónica de carácter nacional que manifiesta la agudización de la crisis económica y la descomposición de las relaciones políticas y de los partidos orgánicos y sus cuadros.
Aunque han desarrollado intentos de articulación como los dos Congresos realizados en La Matanza en julio y setiembre del año pasado, en la actualidad predominan instancias de coordinación diferenciadas.

La UTD (Unión de Trabajadores Desocupados) de Gral. Mosconi no es "sólo" un grupo piquetero

Sin la pretensión de un estudio de caso exhaustivo por la limitaciones de espacio que impone una nota de estas características y a simple modo de ejemplo de nuestras afirmaciones precedentes, nos detendremos en el análisis de la UTD de Gral. Mosconi tomando como fuente las entrevistas inéditas realizadas por Elena González Bazán, Claudia Guerrero y Juan Carlos Cena, entre los días 23 y 25 de noviembre del 2001, en oportunidad de la presentación del Suplemento Especial dedicado a este movimiento por la revista La Maza.
La UTD reclama como punto central de sus reivindicaciones el pago de regalías petroleras y gasíferas para el Departamento Gral. San Martín en la provincia de Salta, asiento del llamado Yacimiento Norte, el segundo reservorio de petróleo y gas más importante de América Latina. Sus dirigentes -ex empleados de la empresa estatal YPF- sostienen que deberían recibir un pago anual por regalías de U$S 120.000.000 en lugar de los actuales $ 3.000.000 que permitirían relanzar la economía de la zona, golpeada con altos índices de desocupación y desintegración social por la privatización de la petrolera estatal.
"Así como Buenos Aires tuvo la Reparación Histórica. Nosotros queremos lo mismo. Hace 100 años que nos sacan el petróleo y el gas y Mosconi es solidario con todos los pueblos productores y no productores de petróleo. Le da mucho a la Nación y a la provincia pero como las regalías se dan por densidad poblacional y no por producción, este pueblo no tiene agua, no tiene luz, ni cloacas, ni planta depuradora. No tiene nada. Lo que tiene es un montón de gente que se ha decidido a luchar, a reivindicarse y ese no es un delito" (José "Pepino" Fernández).
Según manifiesta "Pepino", el representante más conocido de la UTD, reivindican un fuerte perfil industrialista para la región: "Nosotros queremos que se industialice todo, si le copiamos todo a EE.UU., copiémosle toda esa parte de industrialización también". De allí que critique que el gobierno sólo ha cumplido con la entrega de Planes Trabajar, "que es lo que no se pide ...".
"Es lo que te decía mi hermano, migajas. Yo soy el que habla con los políticos y no voy a pedir Planes Trabajar, voy a pelear por lo que nosotros producimos, para que las petroleras privadas reinviertan la plata de todo lo que sacan de acá. Por ejemplo, con el dióxido de carbono que actualmente se está tirando, vos hacés las gaseosas, los jugos, los tubos de óxigeno para los hospitales. Se les pide que reinviertan en eso y así podés poner a producir a todo el pueblo y te salen con los Planes Trabajar que son planes marginales" (Juan Carlos "Hippie" Fernández).
Todo el trabajo del movimiento se guía a través del llamado Plan Regulador redactado en 1995 por profesionales de la zona y reestructurado en 1999 por la UTD. Este Plan contempla, entre otros proyectos productivos, el desarrollo de un polo petroquímico, de una planta potabilizadora de agua, forestación, instalación de una Ciudad Universitaria en la localidad de Vespucio distante a 4 km. de Mosconi, proyectos agrícolas, etc. "Es un libro donde está todo estructurado. Dónde tiene que ir el hospital, un árbol, una plazoleta ... Todo eso está escrito" (Tomás).
"Cuando el gobierno dio los Planes Trabajar creía que íbamos a machetear o desyuyar o a barrer las calles, pero nosotros hemos buscado otras formas, tenemos la ladrillera, están los viveros que antes eran huertas comunes y ahora se transformaron en granjas integrales donde se crían lechones de raza que se adaptan bien a la zona. Los trabajadores los pone la UTD y los materiales -cal, cemento, hierros- las empresas. Tenemos buenos albañiles, plomeros, sino tendrías esa gente seguro que no hacés nada" ( José "Pepino" Fernández).
Esta política se asienta sobre una sólida relación establecida entre los líderes del movimiento y la comunidad, sobre los "buenos ejemplos", como señala Tomás: "Ellos trabajan y no cobran dinero, ni un Plan Trabajar y cuando vos les querés regalar algo, porque aquí se acostumbra cuando hacés un favor, tampoco lo reciben. La gente nos apoya porque ve las obras, los trabajos que nosotros estamos haciendo, la sala de primeros auxilios, un salón multiuso, ampliamos las aulas de las escuelas, las refaccionamos. Aparte que en todas las luchas nadie se vendió. Por ejemplo, Tartagal siempre tiene diferentes líderes en los diferentes cortes, porque cuando se terminan los chupa la política, en cambio a nosotros no. La Municipalidad si es justicialista atiende sólo a los de su partido. Eso no ocurre con la UTD, por eso la gente se siente más identificada con nosotros y vienen más acá".
"Lo que pasa es que la gente nos ha inflado mucho, acá no hay líderes, ni caudillos, ni nada, acá es el pueblo de Mosconi, nosotros somos un protagonista más, accidentalemente estamos acá ... Antes sabía ver las películas de la guerra sobre Vietnam que me hacen acordar a la gente de Mosconi cuando lucha porque parece que saliera debajo de la tierra y siguen saliendo pese a los gases y las balas. Hay informes de Gendarmería que dicen que los gases ya no pueden contra la gente. Han tirado 5 clases diferentes de gases y a la gente de Mosconi no le hacen nada, está prácticamente acostumbrada, es como una mutación..." (José "Pepino" Fernández).
"Nosotros somos gente común que quiere hacer algo por el pueblo. Yo me pregunto cómo un concejal puede ganar $ 1.700, si un Plan es de $ 200, si conviven en un mismo barrio, los hijos van a la misma escuela. Hay que ponerse en igualdad de condiciones, las cosas deben ser de todos no de unos pocos. Por esas cosas uno sale y por eso nos llaman piquteros. Yo salgo por mi hijo y por todos los chicos. Uno en la ruta se juega por todos" (Sergio Moreno).
"Si nuestros viejos vinieron cuando acá no había nada y el petróleo se sacaba a lomo de burro y bueyes, entonces nosotros no podemos perder lo que ellos nos han dado. Lo hago de corazón por el pueblo, porque tengo que ver por mis hijos, para que crezcan mejor. Ellos se encuentran sin salida. Salen de la escuela y no tienen rumbo. Si te recibís, el mercado laboral está saturado, no tienen espacio para entrar en una petrolera y hay que tratar de darles otras alternativas, formas, expectativas, en mi caso es lo que trato de hacer. Que los chicos nuestros y mi pueblo tengan otra alternativa" (Juan Carlos "Hippie" Fernández).

Justiniano, Gómez, Aníbal Verón ...

Mosconi tiene sus mártires: 5 muertos, 1 inválido, 120 heridos de bala, decenas de procesados.
"Yo creo que a nadie se lo trata de asesinar como a nosotros, tirando a la espalda, a los glúteos, a las piernas" (Juan Carlos "Hippie" Fernández).
¿Cuál ha sido el delito de los mosconenses y de los miles que luchan organizados en los movimientos de trabajadores desocupados?
Tal vez "Pepino" nos dé una pista y una esperanza: "Cuando YPF estaba acá había el 95% de ocupación y ahora que vinieron las privadas tenemos el 60% de desocupación y un 20% de subocupados. Sólo tenemos un 12% de trabajo genuino que son las escuelas, la policía, la gendarmería, así que se perdió todo, por eso la gente lucha".

 

Mario Hernandez
Coordinador Revista La Maza
revistalamaza [at] hotmail.com

Temas: 
 
Articulo publicado en
Julio / 2002

Boletín Topía

Ultimas Revistas

Tapa Revista Topía #87 (Noviembre/2019). El derecho a la salud.
Noviembre / 2019
Tapa Revista Topía #85 (Abril/2019). La tentación fascista.
Abril / 2019