Sur, manicomio y ¿Cuándo el después? | Topía

Top Menu

Sur, manicomio y ¿Cuándo el después?

 
La desmanicomializaciòn del hospital Borda.

La locura y su encierro están íntimamente ligadas en la imaginación de todos los porteños al nombre del Hospital Borda.
La sociedad proyecta en estas instituciones de encierro y vigilancia lo que no puede aceptar de sí, la sin razón. Pero estas humanitarias instituciones, más allá de las intenciones con que fueron concebidas y de las buenas intenciones1 de los profesionales y de los servicios que actuán en ellas, producen efectos muy distintos a los fines hipotéticos que se fijaron. Ni las reformas desde dentro ni los cambios impulsados desde fuera tuvieron la fuerza para desmontar la fuerte trama marginalizante del hospital.
El Borda no es un lugar donde se tratan y viven los locos. Produce locura , marginalidad, abusos a los derechos humanos, perimidas prácticas psiquiátricas , prácticas psicoanalíticas sin el continente necesario, y esfuerzos individuales que se pierden en el vacío , entre otras cosas.
La periodista Leila Guerreiro nos traza un interesante perfil de uno de las personas que trabajan dentro del hospital: “El enfermero Di Lorenzo está sentado en la sala de enfermería , delante de un poster de San Cayetano y debajo del retrato de Eva Perón. Trabaja hace 42 años en el hospital. Tiene el pelo teñido de rojo suave.(...)dice que la democracia les jugó una mala pasada. -Nos trató de torturadores , decían que teníamos a 106 desaparecidos.”2
Se había unido locura y represión, una asociación no por nada descabellada, si miramos la denuncia publicada a principio de este año “el INADI recibió 33 denuncias de la comisión de Derechos Humanos del propio hospital” - Clarín , 26/02/98-. Que incluyen violaciones y golpizas, entre otras.3
El hospital tiene cerca de 1300 pacientes, 400 tienen más de 10 años de internación son pobres y carecen de lazos familiares. El presupuesto solicitado a la Municipalidad en 1996 fue de 47 millones de dólares. Y se gasta más del 60 % del presupuesto otorgado en medicamentos. El costo del paciente por día es de 60 pesos4. O sea que la internación está costando más que en muchas en una clínicas privadas, cuyos valores oscilan entre 1000 y 6000 por mes.5
En estos momentos se está poniendo en marcha un proceso de desmanicomialización del hospital, la idea es desarmar la Institución y armar un dispositivo distinto. Pero el proceso tiene resistencias, la misma periodista este año sobre este tema habla con un jefe de servicio y relata una práctica.
“El servicio 30 de Admisión está a cargo del doctor Giudice (...)todo paciente que ingrese en el hospital debe pasar por allí. En la puerta del servicio, dos guardias de uniforme impiden la entrada y la salida libre. En una de las camas hay un hombre atado con cintas flojas a la cama.
Este hombre ya está dormido , listo para desatar. A esto se lo llama contención: se lo ata a la cama con estas cintas, se lo medica y el cuadro en diez minutos cede. De ninguna manera esto es violencia, pobrecito. La gente que no sabe habla pavadas. Los que hablan de desmanicomialización no saben lo que dicen. No va a dejar de existir la locura porque no existan los manicomios”.6
La oposición al proceso no solamente está dentro del Borda (encabezada primordialmente por la gremial y los psiquiatras) también la encontramos en la misma municipalidad por ejemplo el organismo encargado de las casas tapiadas a cargo de la municipalidad ,sin ningún tipo de explicación les negó las casas que habían pedido para resocializar a los pacientes del Borda. Como si el organismo fuera el dueño y no tuvieran que dar explicaciones de sus actos ,ni existiera una política coordinada de salud por parte de la municipalidad.
En el reportaje a Armando Bauleo cuenta a Topía Revista sobre el trabajo que están haciendo para implementar el proceso de desmanicomialización y su marcha actual.

 

ENTREVISTA CON ARMANDO BAULEO

¿Cómo es que llegó usted a esta intervención?
Lo que pasa es que nombraron Director del Borda a fines de año pasado al doctor Materazzi. El era profesor de psiquiatría en la facultad, muy amigo mío de hace muchos años. Yo estaba en la cátedra con él como docente libre. Después del proceso militar, trabajamos juntos directamente en el Departamento de Psiquiatría, el Departamento de Salud Mental de la Facultad de Medicina que estaba a cargo del Doctor García Badaracco, que es otro que también está trabajando ahora dentro del Borda.
Yo hice guardias en el hospicio durante muchísimos años. Fui practicante de guardia, después trabajé en sala dentro del Hospicio. Bueno, ahora Hospital del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.
O sea, cuando él asume directamente la dirección del Borda, una de las ideas era comenzar con el proceso de Desmanicomialización . Pero acá habría que aclarar mucho ese proceso.

¿Este proceso se liga con el movimiento de antipsiquiatrìa?
¿Sabe qué pasa? Usted dice antipsiquiatría, y es muy simpático que lo diga así, pero todos toman lo anti , y la desmanicomialización parece que como todo va a saltar por el aire, y que se acabó la enfermedad mental, se acabaron los tratamientos ... y nadie está hablando de eso. Tampoco se está hablando de que toda la gente va a quedar en la calle, que no va a haber más empleo. Esta es una de las peleas , aunque a usted le parezca mentira. Esto no existe. En el proceso de desmanicomialización se necesitan más puestos de trabajo. Hay todo un malentendido que yo no sé muy bien cómo lo vamos a aclarar.
La desmanicomialización tiene que ver con otro problema totalmente fuera de lo que todos creemos. Esto es el cambio de pensamiento psiquiátrico. Por ejemplo, que no haya servicios centralizados, ya no va a haber un hospital central que es el Hospital Psiquiátrico al cual se envía a los pacientes. Sino se trabaja con la noción de red. O sea: ambulatorio; salas en los hospitales polivalentes ...Todo un dispositivo en el cual hay todo un conjunto de recursos: consultorios; centros diurnos; centros nocturnos; centros de crisis; salas de servicios en los hospitales polivalentes, y fundamentalmente recursos de prevención. Todos piensan que es solamente como cerrar el establecimiento. Se puede cerrar un establecimiento y no hay proceso de desmanicomialización. Se cierra el hospital. Punto. El proceso indica que la situación es mucho más complicada y compleja que esto.
Hasta ahora los psiquiatras, los psicólogos, y los psicoanalistas estaban habituados a que si el tratamiento no funciona, en último caso , ya sea psicofarmacológico o psicoanalítico, se manda al hospital psiquiátrico.
En el nuevo dispositivo uno se hace cargo del paciente, se hace responsable del paciente , lo trata con psicofármacos, con internación, pero la internación no dura mas que el proceso agudo , es decir, nunca dura más que quince días, tres semanas, a lo sumo un mes. Porque el problema en cualquier tipo de situación de enfermedad mental, es el momento de crisis, de agudo, que en ese momento puede ser que sea necesaria la internación. Pero como instrumento terapéutico, no internación para toda la vida.
¿La internación no es la solución?
No. Se tiene que tratar, el grupo familiar. Por eso García Badaracco está participando, con toda su idea de la comunidad multi-familiar, psicoanalítica. Como idea de contención y de tratamiento.
Se tienen que abrir centros diurnos para que la persona no solamente trate de mejorar su cuadro de conflicto, de sufrimiento, sino que además, si es necesario, pueda formarse , adquirir instrumento intelectual, o directamente aprender una profesión y también hacer deportes. Fíjese que es mucho más compleja la cosa. Entonces, todo esto, aunque sea muy fácil de hablar y demostrar , no se entiende.
García Badaracco está tratando de armar lo que él llama una Escuela para Familia, que sería directamente que los familiares del paciente vinieran ahí para trabajar en grupos multifamiliares. Trabajar las dificultades de como hacer con el paciente en la casa; conflictos que ellos tienen con la comunicación entre ellos y con el paciente. Es decir todo este tipo de cosas.

¿Esto implica una praxis totalmente distinta a la práctica diaria , por lo tanto también la adecuación y una resistencia?

Así es. Entonces lo que hay que cambiar es la práctica diaria de trabajo y además aceptar, que uno está en formación permanente, es decir, que uno no se recibió y se formó de una vez y para siempre, sino que el avance de la ciencia, de los conocimientos, de la sabiduría, de la utilización de instrumental, de lo que usted quiera, porque directamente las mismas experiencias lleva a que uno tenga que formarse continuamente. Acá viene otro problema: ¿cómo le decimos a los señores Jefes de Sala , de tipos instalados en la Sala que es necesario rever sus conocimientos y esquemas de referencia, su práctica diaria?
En las facultades se sigue enseñando una psiquiatría no muy actualizada, o sino directamente psicoanálisis. Hay una confusión como pasa en Psicología. Esto impide que la gente estudie qué cosa es una primera entrevista, y a partir de ella como se trabaja ¿ Qué significa un diagnóstico de situación? ¿cuál es la situación total en la cual se le hace el proceso?,¿ cómo se manifestó esa crisis?,¿ cual era el contexto en el cual se aplicaba y se alimentaba esa crisis?.... pero no, lo tenemos que tener internado no se sabe cuanto tiempo. Eso no existe más, si yo le pregunto por cuánto tiempo lo tenga que internar a un paciente, nadie sabe. Porque se acostumbraron a que uno lo tira en un diván y que Dios dirá cuando terminará.
Puede ser que el psicoanálisis pueda tener esa suerte porque no tiene un criterio de curación. Pero en la calle y en la sociedad, hay plazos ...uno no puede tener la gente por tiempo indefinido.

¿Cuáles son los distintos factores que impiden el proceso que están iniciando?
Los factores históricos son que siempre el Hospital fue visto con una mirada asilar. La cosa es salir de la noción de asilo. Y las salas eran lugares en los cuales venía la gente para no se sabía cuantos años o para toda la vida. Ya todo estaba dispuesto así.
Entonces cuando decían mejoramos un poco el hospital psiquiátrico , en lugar de dormir en el suelo dormían en una cama, tenían colchones , se les traía comida decente. Eso era mejorar, pero seguía la idea asilar. El problema es como se sale de esa idea asilar. Sin hablar de los momentos peores que tenía el hospital psiquiátrico, en los cuales los pacientes o están durmiendo en el suelo , se atan o se los castiga y este tipo de cosas ...
¿Es una institución opaca y con cosas oscuras?

Pequeñas truculencias de mafias miserables. Son miserables que roban a la pobre gente ¿vio? Ya eso hasta da vergüenza contarlo y que aparezca en una revista, pero es así. Los tipos muchas veces tienen que estar con una valijita de un lado para otro, con una especie de bolso en el cual están sus pertenencias para que no se las roben. Los enfermeros que tiene sus cositas. Los médicos, con la medicaciones, con los psicofármacos ya creyeron que llegamos a la culminación del tratamiento de la locura; los psicólogos que tienen que ir a practicar psicoanálisis, entonces no hay manera de que vean situaciones grupales o institucionales sino que directamente van a ver un paciente creyendo que el que realizan es el mejor tratamiento del mundo. Los enfermeros que tienen sus alianzas, sus cosas entre ellos, con los familiares y esto y lo otro. Entonces, frente a todo esto, vaya usted a decir, cambiemos el concepto y creen que uno le miente, que estamos contra el Hospital Público y que directamente uno los quiere dejar en la calle. Ya a partir de ahí el malentendido comienza a circular de una manera que llega a niveles increíbles.

De lo que trata es de darle al paciente quizás un lugar más preponderante ...

¡Totalmente! ¿De que manera? Rompiendo con la idea del centro Psiquiatrico. Yo trabajo en Italia. Allá un servicio no es una sala de hospital el servicio es la Red. Un Jefe de Servicio se ocupa de consultorios externos, ambulatorios, centro diurno, pero como no se puede ocupar de todo, porque sino estamos hablando de Dios ¿qué tiene que hacer? Coordinar equipos, él no decide, o sea tiene que ver como los equipos fueron resolviendo situaciones, tiene que ayudar , meterse con los equipos , ver cuáles son sus dificultades.

¿Por qué el hospital sigue igual hace tantos años?
La idea asilar es mucho más cómoda, uno no tiene ninguno de estos esfuerzos. Lo mete ahí, le da la pastilla, y muchas veces ni le da la pastilla porque ya ni se sabe que están tomando la gente y uno se pregunta: ¿para qué están ahí? ¿si nadie los mira?
¿Y que hay que hacer entonces?
Primero de todo, para desmanicomializar hay que crear la Red, sino se tiran los pacientes a la calle. Crear la Red . En la Capital Federal la Municipalidad tiene miles de casas vacías, se podrían utilizar algunas. En los hospitales generales e disponer, de diez camas en cada hospital general, con treinta hospitales generales ya son 300 camas que estarían distribuidas.
A partir de acá está el otro problema la inversión inicial, hay un primer momento de inversión que, por ejemplo, estas casas que tiene la Municipalidad, vayan y las pinten .Las pongan en condiciones, porque tampoco los vamos a meter en un raterío. Que las pinten, las limpien . Pero después está verificado y esto es un cálculo ya hecho por Franco Basaglia veinte años atrás, que cuesta muchísimo menos una Red que el Hospital Psiquiátrico. Cuesta mucho menos ¿por qué? Porque directamente dentro del Hospital Psiquiátrico hay estructuras que se están alimentando no sabemos muy bien para qué..
Usted piensa cuánto se paga por paciente internado se da cuenta que es una barbaridad. Y muchos de esos pagos no tendrían que hacerse , por ejemplo, en el Hospital Borda algunos tendrían que pasar al PAMI. Me hace temblar pensarlo el PAMI. Otros son oligofrénicos, tendrían que ir al Montes de Oca. Uhhhhhh, le estoy hablando de lugares de terror, con los Hospitales Psiquiátricos en el cual quien va es porque tuvo una crisis psicótica.
Tenemos oligofrénicos y viejos, que se pueden sacar afuera. ¿Me va a tirar los pacientes a la calle? No le tiramos los pacientes a la calle, estamos buscando estructuras que sean adecuadas para estos pacientes

¿Ustedes están tratando de resocializar a los pacientes de muchos años de internación?

Cuando se puede reconstruir los lazos familiares. Porque viene el otro problema que sería la posibilidad de habilitar casas para estos pacientes. Muchos son muy viejos, ya ahí no hay posibilidad de casas, o sea ya tendrían que ir a residencia de ancianos , es otra cosa de terror la residencia de ancianos.
La desmanicomialización pone sobre el tapete todos estos problemas , lo interesante es que todos piensan en veinte cosas menos en los pobres pacientes, que para atender ... Fíjese usted, alguien está en una crisis psicótica, mire si puede ser bien atendido, si al lado de él tiene: dos viejos que están ahí, casi caídos, a la miseria, dos oligofrénicos que gritan, dos malandrines que le quieren robar la bolsa ¿a usted le parece que son las condiciones apropiadas para hacer un tratamiento psicótico?
Creo que si voy al almacenero y le pregunto esto, el almacenero me mira como diciéndome: pero este es un loco.
¿Cómo funcionaria el nuevo dispositivo?
Se lo contestarìa de la siguiente manera: Usted , entra como en cualquier hospital: va, se opera la apéndice y se va. Aquí, pasó la crisis aguda y se va. ¿qué tiene que hacer ahí adentro? Porque esta es la otra idea: ¿ qué está ahí dentro? Es decir, ese hombre tiene que ir o a un centro diurno en el cual realiza distintas actividades. Distintos tipos de ejercicios motivacionales, para ver cómo directamente puede repensar su vida. ¿Qué está haciendo ahí? Tomando mate a la mañana y que le den la pastillita todo el día. Parece un chiste. Todo el día ahí adentro, escuchando radio. Y eso es curar las enfermedades mentales. Es un chiste. Además hombres grandes, fuertes, que podrían estar haciendo actividades productivas.

¿Van a trabajar con seminarios para el personal del nuevo dispositivo?
Los seminarios, me parecen extraordinarios, en Italia los Jefes de Servicios no dejan de dar seminarios o cursos si eso no corresponde a un problema que tiene el equipo en ese momento. Es decir, cuando a mi me llaman para dar un curso , un seminario me plantean problemas especificos. Por ejemplo , ahora me llamaron para una formación porque tienen un problema con el doble diagnóstico en la tóxicodependencia, con el problema de las parejas que se arman dentro y fuera de las comunidades Sobre eso yo tengo que hacer un programa e ir a trabajar. No puedo ir a hablar de la oreja del histérico ... porque son los servicios los que hacen la demanda de información.

¿Cómo es su intervención especifica?
Trabajo en sala de admisión. Haciendo asamblea dos veces por semana, los pacientes y el equipo que me acompaña, Se hicieron grandes cambios porque en serio empezamos a ver la gente en grupo, pacientes en grupo, y ellos pueden expresar qué les pasa, los problemas que tienen.
En admisión uno se da cuenta lo que está pasando en el hospital, la guardia recibe cualquier tipo de cosas, y lo tira a admisión, La misma tendría como función distribuirlo en las distintas salas. Pero no hay presupuesto y por lo tanto hay que levantar camas, y esto lleva a agudizar el ojo y el diagnóstico. No, este es oligofrénico, no va para acá. No, este es un viejo, va para allá. Antes todos entraban y chau. Y ahora está la dificultad de que la Guardia sigue aceptando cualquier tipo de paciente cuando en realidad tendría que recordar que es un Hospital Psiquiátrico, no un asilo.

¿Y tienen plazos fijados en esta desmanicomialización?
Y, por ahora Materazzi ,el plazo que tiene fijado que es... hasta que lo echen. (risas)

Leandro Dibarboure

Sociólogo

 

Notas
1.  Irvin Goffman en Internados y Michel Foucalult en historia de la locura 1961 y en Vigilar y castigar demuestran claramente esta temática

2.  Revista La Nación 1/12/96
3.  Clarín , información General pag 58, 26/02/98.Buenos Aires Argentina
4.  Idem ii
5.  “Cada vez hay más enfermos psiquiátricos”. La Nación 16/9/96. Información General. Página 15
6.  Idem ii
 

 
Articulo publicado en
Noviembre / 1998

Boletín Topía

Artículos recientes