Reprimir y silenciar la verdad, otra expresión del “poder manicomial” | Topía

Top Menu

Title

Reprimir y silenciar la verdad, otra expresión del “poder manicomial”

 

Declaración del Colectivo 448 de Salud Mental

 

Quienes conformamos y adherimos al Colectivo 448 de Salud Mental, espacio social de reciente integración y cuyo objetivo es exigir el cumplimiento irrestricto de la Ley 448 de Salud Mental de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, expresamos nuestro más enérgico repudio y rechazo a la presión y amenazas sufridas, por dos integrantes cofundadores de nuestro colectivo, Verónica Hollmann y Juan Pedro Iribarne.

 

Ambos compañeros, fueron literalmente “echados de palabra” (sin que mediara un acto administrativo y autoridad interviniente que lo fundamente), de un servicio de salud mental del Hospital Borda, donde ejercían su trabajo y formación. Este acto arbitrario, se concretó en el marco de una reunión a la que fueron convocados, por la jefa del servicio, la Dra. Lucía Quiroga (ex Directora Adjunta de Salud Mental del G.C.B.A.), y de la que también participó como portavoz de la decisión, el Dr. José M. Martinez Ferretti (declarado opositor a la Ley 448, por sus publicaciones en revistas psiquiátricas). El motivo expresado para determinar la expulsión de los compañeros,  es el de lisa y llanamente, haber ambos suscripto y publicado en la Revista Topía y el diario Página12un artículo que da cuenta de forma cruda, real y valiente,  de los mecanismos que de neto corte manicomial, son implementados en la admisión de dicho hospital, ex neuropsiquiátrico.

 

Este hecho de graves connotaciones, da cuenta del anudamiento político-ideológico, acordado por las autoridades del actual gobierno de la Ciudad de Bs As (Macri-Lemus-Alcaín), con las cúpulas de las corporaciones médico-psiquiátricas, y que compartiendo diversidad de intereses inconfesados, siguen dando sustento al modelo manicomial y medicalizador, al que la Constitución de la Ciudad y Ley 448, expresan de forma precisa erradicar.

 

Finalmente, desde el Colectivo 448, nos solidarizamos de forma incondicional, con nuestros compañeros Verónica y Pedro,  emprendiendo todas las acciones que los participantes del colectivo determinen, a los efectos de resistir estos atropellos, arbitrariedades y violencias de neto corte autoritario y fascista, que son continuidad de los ya ocurridos en el Centro de Salud Mental N°3 “Ameghino” y en el Hospital Moyano. Consideramos que paradojalmente, estos hechos repudiables, terminan apuntalando y dándole mayor sustento y legitimidad, a los objetivos establecidos por nuestro colectivo, que no son otros, que el de dignificar la atención de la salud mental de la población y la de los trabajadores y profesionales, éticamente comprometidos con las transformaciones establecidas por la Ley 448.

 

CIUDAD AUTONOMA DE BUENOS AIRES, 9 DE NOVIEMBRE DE 2009.

                                           

 

Articulo publicado en
Noviembre / 2009

Boletín Topía

Ultimas Revistas

Tapa Revista Topía #87 (Noviembre/2019). El derecho a la salud.
Noviembre / 2019