A 10 años de la sanción de la “ley 448 de salud mental” y a 1 año de la formación del “colectivo 448 de salud mental” | Topía

Top Menu

A 10 años de la sanción de la “ley 448 de salud mental” y a 1 año de la formación del “colectivo 448 de salud mental”

 

El lector de la revista Topía, seguramente ya conoce los avatares de la Ley de Salud Mental N° 448 de la C.A.B.A., promulgada en julio del año 2000 y que fuera reglamentada tras cuatro largos años. Sabemos que la misma, está en consonancia con el proyecto de Ley de salud mental nacional, que ya cuenta con media sanción de la Cámara de Diputados, y que en estos momentos es resistida su sanción definitiva en la Cámara de Senadores, por el accionar conjunto de la corporación médico-psiquiátrica y la industria farmacéutica, en el marco de sus intereses compartidos. Decimos en consonancia, ya que ambas leyes, contemplan un sistema de atención digno y eficaz, un proceso de desinstitucionalización progresiva, propiciando internaciones breves, guardias interdisciplinarias en hospitales generales, hospitales de día, emprendimientos sociales y otros dispositivos sustitutivos. Además, establecen la igualdad respecto de las diferentes profesiones, en cuanto a la capacidad de conducir y coordinar efectores, servicios interdisciplinarios y dispositivos de atención de salud mental.

Paradójicamente la Ley 448, que tiene un marcado carácter progresista, surge como respuesta en pleno período histórico signado por el neoliberalismo de los años ´90, y que nefastamente, tanto a nivel nacional como internacional, impuso el trasvasamiento de lo público a lo privado, de lo colectivo a lo individual y de lo solidario al “sálvese quien pueda”.

Tal vez esta sea una de las explicaciones, de porqué hasta el día de hoy, y tras el pasaje de diversas gestiones de gobierno, la transformación requerida fue frustrándose, sumando a lo anterior diversos factores tales como la inacción gubernamental, la resistencia corporativa de algunos sectores profesionales, gremiales y empresariales, la indiferencia, los prejuicios y el desconocimiento de la sociedad sobre los padecimientos psíquicos, así como el atravesamiento de nuestras propias subjetividades por la persistencia de la llamada “lógica manicomial”. 

Hoy en día en el marco de una creciente crítica social al neoliberalismo, asistimos en este nuevo contexto histórico, al resurgimiento de colectivos, asambleas y múltiples dispositivos participativos, quizás como efecto directo de los modos de organización popular que surgieron a partir de la crisis del 2001.

En consecuencia, consideramos que hoy se presentan mejores posibilidades para la aplicación de tan postergada ley, ya que creemos que sólo puede concretarse y sostenerse sobre la base de la conciencia y participación colectiva de la ciudadanía, comprendiendo a ésta como el conjunto de trabajadores, profesionales, usuarios de los servicios de salud y salud mental, formaciones colectivas, asambleas barriales, partidos políticos y organizaciones sociales y culturales. Queremos que a través de su participación se conviertan como garantes de la concreción efectiva, de un sistema de salud digno, conquistado por todos y todas.  

Así surgió la idea de conformar hace ya un año, el “Colectivo 448 de Salud Mental”, un espacio que permite el acceso a una participación plural y abierta, sin limitaciones ni categorizaciones, y en el que pueden desarrollarse, la reflexión y la acción política. Creemos que la Salud Mental, no debe ser sólo un campo de intervención de profesionales y técnicos, sino que debe involucrar a la comunidad toda, evitando caer en el mero agrupamiento de “especialistas”.

¿Hemos llegado a certezas definitivas sobre cómo se encara la lucha por la salud mental? Creemos que no, e invitamos a seguir pensando esto en conjunto, con y en la comunidad. En el presente apostamos a estas formas colectivas de organizarnos y acceder definitivamente a un modelo de asistencia de Salud Mental, para todas y todos los habitantes de nuestro país, sin limitaciones ni exclusiones.

 

 

COLECTIVO 448 DE SALUD MENTAL

CIUDAD AUTÓNOMA DE BUENOS AIRES

 
Articulo publicado en
Noviembre / 2010

Boletín Topía

Ultimas Revistas

Tapa Revista Topía #87 (Noviembre/2019). El derecho a la salud.
Noviembre / 2019
Tapa Revista Topía #85 (Abril/2019). La tentación fascista.
Abril / 2019