FREUD,PODER POLÍTICO Y EMANCIPACIÓN | Topía

Top Menu

FREUD,PODER POLÍTICO Y EMANCIPACIÓN

 
(Mas allá del “freudomarxismo”)

I El poder  de  la consigna que descalifica

Un convocante ensayo de Alejandro Vainer, (Topía num38, agosto-octubre 2003,pag15,16)intenta probar la inexistencia del freudomarxismo. No es nuestra intención confrontar las afirmaciones del autor que, por otra parte, aparecen razonablemente fundamentadas, sobre todo desde el punto de vista, de la descalificación ideológica que  ha  castigado bajo la calificación de freudo marxistas y psicobolches aquellos que han intentado buscar “lugares de  encuentro entre el marxismo y psicoanálisis freudiano. Sin embargo cabe consignar la heterogeneidad de tales esfuerzos, que muchas veces  estuvieron signados por las  autolimitaciónes que se impusieron al modelo freudiano, sobre todo desde  el  encierro de  su  teoría  en  los  límites de la práctica clínica y al marxismo, el practicismo autoritario y esquemático.

Nuestro objetivo es reflexionar sobre la relación entre marxismo y psicoanálisis desde el punto de vista de la  filosofía de la praxis y el poder político desde el proceso emancipatorio.

No abandonaremos el texto de Vainer, tomaremos algunos de sus  referentes, para  replantearlos críticamente, desde la convicción que esta descalificación es necesario descodificarla como parte fundante del discurso de la hegemonía en la expropiación de las subjetividades, que caracteriza a nuestras subalternidades latinoamericanas, sometidas a la globalización desigual.

Estamos convencidos que esta descalificación opera desde la  corriente que  intenta dominar el  pensamiento, en la filosofía y la ciencia en el mundo actual, en su rasgo fundamental  el vaciamiento del sujeto, en su historicidad de dejándo sometido como “ente érratico” a una externidad inmanente que lo determina ( Heidegger, Derrida).

 

II Conocimiento, psicoanálisis y emancipación

Es necesario aclarar  algunas  cuestiones que se  refieren al  titulo de este  trabajo .

La  teoría  y filosofía del proceso  emancipatorio  se  funda en la afirmación marxista de que el objeto de la  filosofía no es el de responder a la pregunta ontológica  sobre el  ser universal  sino sobre  el ser social,  por el trabajo humano, que dice de un sujeto, no como entidad aislada, sino en su relación con el otro.(Marx, “Manuscritos económico filosóficos de 1844)   Relación signada por la desigualdad desde la perduración de la consolidación expropiatoria de la propiedad y el poder de las diferencias determinadas por la naturaleza  Dentro del capitalismo relación desigualdad mantenida por el ejercicio del poder  desde la  coerción por un lado y la  cohesión por el otro, en  una operación conjunta. El concepto de emancipación es frecuentemente utilizado por Adorno, cuando confronta como desde el la palabra consigna movilizante masivo del poder nazi, se intenta destituir la racionalidad crítica del discurso emancipatorio.(TWAdorno,1992)”La Ideologia como lenguaje”

Lo utiliza Doménico Losurdo cuando dice:”Gramsci ha  pensado en un camino que todavía tiene que ser profundizado pensando  un incisivo proyecto de emancipación que no pretenda  ser  el  fin de la historia..., (Losurdo D 1999.)” Lo ha desarrollado Gramsci como “reforma intelectual y moral” es el único camino posible ( revolucionario) para lograr el pasaje del momento productivo al momento ético político, y al proceso emancipatorio se integra  el psicoanalisis freudiano en tanto teoría de la liberación desde un yo que se va apropiando de su destino en la construcción historicista de su subjetividad una dialectica de transformación de la asimetría de las relaciones con un otro opresor que dentro de la sumisión al capitalismo lo somete a  humillación  y explotación.

Asuminos que esta  afirmación sobre Freud, horrorizará tanto al  ya desgastado oficialismo ortodoxo aferrado por la neutralidad axiologica y todas las neutralidades posibles, como al nihilismo filosófico y al desconstructivismo  (Derrida.) y al postfreudismo  (Zizek.S.), que declaran la obsolescencia de Freud, ante el “verdadero psicoanálisis lacaniano”. (Ver Hugo Calello 2003)Pero esta  convicción no es de  nuestra original  autoría .esta implícita y explícita en muchos  textos de los  filósofos de Frankfurt, Adorno, Horkheimer, Marcusse, Benjamin. Adorno en su  formulación de la  “teoría crítica” se acerca a  una  interpretación de  Freud como un buscador  permanente de  emancipación, a través de las  descodificación de una  memoria censurada  que oculta  la humillación y la  violencia de un otro opresor  (ver especialmente Consignas).

III  Las  nuevas máscaras de la hegemonía

Vainer  afirma que la derecha freudiana a través de las instituciones psiconalíticas  internacionales IPA, ha servido con fidelidad  al poder político “ la izquierda  freudiana fué  perseguida por la derecha  freudiana que, en su estrategia dominante, se propuso desacreditar el conjuntode los psiconalistas comprometidos con los cambios sociales( Topia op.cit.pg15)

.

Nuestra hipótesis de trabajo, que será por razones de espacio, desarrollada solo parcialmente en este texto, coincide inicialmente con esta afirmación. Se refiere a que

1.. la descalificación al acercamiento entre marxismo y psicoanalísis  esta identificada con una necesidad  que el pensamiento hegemónico que ha tenido, tiene y tendrá para ejercer su poder, mientras sea hegémonico .Para ejercer su potestad debe orientar su discurso ha destruir cualquier atisbo de construcción de una subjetividad historicista capaz, no solo de reconstrucción la memoría censurada, sino también de desarrollar una transformación radical del presente.( en el mismo número de la revista que estamos  citando,  Cesar Hasaky.  desarrolla sobre los  “velos” que permiten la con los  cuales opera  el discurso hegemonico, ver Topía num38 agos-oct 2003))

2. La vieja  nominación de freudomarxistas, o la más cercana en el tiempo de psicobolches, estaba destinada a diseminar  una consigna  descalificadora, que encerraba  el mensaje aniquilante de la  vincularidad intersubjetiva y contextual política (ni freudianos ni marxistas, cualquier cosa .. o sea  una chantada en buen verso).Forma  parte de  la operación cultural del positivismo para  generar sistemas de reresentación social que  privilegien lo fragmentario, la excelencia de lo unidisciplinario como única posibilidad de conocimiento científico. Estaba destinada a borrar todo intento interdisciplinario serio que pudiese integrar la razón crítica con la práctica política, provenía no solo de la derecha freudiana y política dominante sino también de toda la izquierda dominada en ese entonces por  estalinismo .La trágica vida  de W. Reich es  un testimonio que  no debe olvidarse

3.Nosotros agregaríamos a la afirmación de Vainer, que la IPA y naturalmente sus sucursales  internacionales, formaban parte de las  múltiples instituciones que el Discurso hegémonico utiliza como agencias promotoras del consenso rutinario de una sociedad, cada vez  más sometida  al orden de la masificación.

Los textos de Gramsci, son desde otra vertiente, mas política praxística, que la de Adorno, esclarecedores  en la cuestión clave del poder capitalista, la cuestión de la  hegemonía.

Desde nuestra perspectiva, creemos, tomando como base las  reflexiones Gramsci, Adorno y Horkhemier, que para el mantenimiento del orden de la desigualdad, hoy desde la Globalización y el Neocapitalismo, son hoy muy importantes,la  ampliación del discurso a través la generación de representaciones sociales que se presenten como alternativas ilusoriamente contrahegemónicas.

En principio podemos  advertir  dos vías  que se complementan

a La que apolegitiza la incertidumbre  como nueva  forma de libertad, lo abismal, lo cáotico, lo catástrofico, como un devenir inmanente en el cual surge el “acontecimiento,”indudablemente una actualización de las viejas resonancias  heideggerianas.desde la autencidad  el ser  para  la muerte

(ver  Adorno 1992,pag 134 )

b. La que propone una un nuevo lugar para  el conocimiento mas allá del sujeto historicista, y una reducción del poder a lo molecular descontextualizando de su eje político estatal, colocando la responsabilidad de su ejercicio en la multiplicidad de relaciones desiguales entre “víctimas y verdugos” (ver  Neuhaus,S..M. “El discurso del poder  y el poder  del discurso”.PrometeoBuenos Aires 2002)

Sobre esta cuestión citamos al filósofo y político italiano Massimo  Cacciari

“ Deleuze y Foucault  pretenden  haber dado  con  el Marx verdadero con el Freud  auténtico. La crítica deviene  juicio de verdad. La visión sectaria  se  sublima finalmente  en el tribunal del juicio. la nomadología ( Deluze, Guatari,), es  en verdad  el Logos del nómada. Aquí  el extravío  no se produce  al margen del Logos , sino  en el propio Logos ...D, F, parecen contentarse con la respuesta ingenua  al problema del poder.  El poder  se produce  de un modo inmanente en los diferentes campos disciplinarios en los que se ejerce”

 

IV Conclusión a guión abierto

Cerramos, con estos párrafos que  aspiran a  ser una conclusión a guíon abierto para la refelexión y  el debate, que estan basados   en las ideas  volcadas en el capitulo tercero, de nuestro ultimo libro (Hugo Calello 2003) 

Cuando hablamos del nuevo perfume de una  vieja “ideología“, debemos referirnos a una  afirmacion de Adorno en su crítica  a la  filosofía de la “autenticidad  existencial” y del “ser  para  la muerte” que  fundamenta  la  idelogía nazi y genera el imaginario que sostiene el consenso al régimen. Dice  Adorno que las palabras se desarticulan del discurso, son esparcidas en el aire como consignas, que  contienen un mensaje movilizante para la masas y paralizante para la voluntad social de cambio( ver “Ideología como lenguaje”,op.cit pag 128).Este  nuevo perfume al  cual no referimos  no  contiene  como las   viejas  consignas  el mensaje explicito de la guerra y de la muerte como salvación del ser ante la “opacidad irreversible del ente que en tanto sujeto obtura  el saber ( Heidegger,”Conceptos Fundamentales”, op.cit), pero  si esta  destinado a  envolvernos en mensajes rupturistas de la vincularidad solidaria, exaltadores de lo banal, del narcicismo individualista  y masificante. En fin, a imaginar permanentemente  nuevas  representaciones del mundo destinadas a destruir toda intervención reconstructiva, o por lo menos opacarla  en el escenario intelectual de la lucha entre las ideas y descalificarla como instrumento de una racionalidad obsoleta.

El Discurso disemina mensajes y consignas  que vacían la posibilidad del pensamiento crítico y trasmutan la realización del deseo en goce, están dirigidas sembrar en la sociedad masificada la aceptación de la imposibilidad de generar  cualquier  cambio desde el ejercicio de la  voluntad  social  y mucho menos desde la voluntad política. El consenso se rutiniza en la incertidumbre, no solo la violencia es una fatilidad que “acaece”, sino que la del trabajo o la desocupación ,la  ruina o la riqueza ,, la misma  vida o la misma  muerte, son lugares  opuestos  desde lo que nos atraviesan  “dispositivos” no manejables”

La  explicación radicalmente  revolucionaria que da  Marx, de un mundo construído  sobre la relación desigualdad  entre el sujeto y el trabajo, aniquila, como ya anticipamos, la aparente confrontación entre  Subjetivismo trascendentalista, ( Kant y Hegel)  y el ontologismo objetivista, (positivismo, existencialismo y nihilismo), en un debate  sobre la explicación del  mundo  que  siempre tiene  que  ver con la construcción de un imaginario alrededor de un Discurso Hegemónico.

Pero la teoría crítica no propone sólo una explicación métodica sino que establece una  intervencion a travésde un conocimiento  que al ser “reconstrucción” de la realidad, revierte el chato orden de las explicaciones y de las  hermenéuticas delirantes tanto positivistas como fenomelógicas de destruyen la complejidad de la praxis, al reducirla a una práctica observable o a  un caos inaccesible  al conocimiento

La teoría crítica es  intervencion, un conocimiento activo, emancipatorio que, revierte el chato orden de los epistemas o conjeturas sean positivistas o hermenéutico delirantes, que destruyen la complejidad de la praxis, al reducirla a una prácticas aisladas o caóticas. Una intervención que se  coloca en permanentemente  en la reflexión  teórica y en la conciencia de la historicidad y subjetividad o sea del sujeto-constructor- del -mundo-con-su trabajo desde su memoria crítica y su potencia pulsional, en el sentido que le da Sigmund Freud

Textos  de  referencia

ADORNOTW,”La ideología como Lenguaje Amorrortu

ADORNOTW,”La ideología como Lenguaje Amorrortu Bs As 1992

ADORNO, T.: “Consignas”, Cap. Notas marginales sobre teoría y práxis, Ed. Amorrortu, 1987

CACCIARI,M: “Poder y teoria  del deseo “Rev. ZONA. BS. As otoño 90.pag 12

CALELLO ,H  “Ver capIII . El nuevo perfiume  de un vieja ideoogía “Gramsci del Americanismo al Taliban” Grupo Ed.Altamira,  Buenos  Aires 2003

DERRIDA, J. “La desconstrucción en las fronteras de la filosofía”. Introducción  y cap. 1,     Paidós, 1989.

GRAMSCI, A. Gli Intellettuali, Ed. Riuniti, 1971.

GRAMSCI,A. “Quaderni dal Carcere”Einaudi,1975.

LOSURDO D..”Con Gramsci oltre Marx e oltre Gramsci” en Baratta Liguori, Gramsci da un secolo al altro.Ed Riunitti, Roma 1999 p.92.

HEIDEGGER, M. ”Los Conceptos Fundamentales “ Edit. Altaya.1998

MARX,K. Manuscritos económico filosóficos1894 “Obras  escogidas” ed. EPU.1978.

NEUHAUS,S. “ Foucault y Gramsci”, en Discurso .....   .Ed Altamira 2002

VATTIMO, G.  El fin de la Modernidad, Guedisa .Madrid. 1987

ZIZEK,S. “Porque  no saben lo  que  hacen . El goce  como factor político” Paidos,Bs-As.199

 
Articulo publicado en
Noviembre / 2003

Boletín Topía

Ultimas Revistas

Tapa Revista Topía #87 (Noviembre/2019). El derecho a la salud.
Noviembre / 2019
Tapa Revista Topía #85 (Abril/2019). La tentación fascista.
Abril / 2019