¡Llega Big-Macri al Hospital de Niños! | Topía

Top Menu

¡Llega Big-Macri al Hospital de Niños!

 

¿Cómo puede ser que en el hospital donde Florencio Escardó a partir de 1956 introdujo la internación conjunta madre-hijo como hito fundamental para prevenir el hospitalismo en los niños, sean los padres más vulnerables, los de Terapia Intensiva, los que aún no tengan una sala para estar y dormir cerca de sus hijos, mientras éstos se debaten entre la vida y la muerte?

Ahora, para tener esa Sala de Padres el Gobierno de la Ciudad tiene un inminente plan de canjeársela por marketing a una empresa emblemática de la alimentación chatarra y dañina, contra cuya dominancia en el mercado tienen que batallar diariamente pediatras, especialistas en hipertensión arterial y nutricionistas infantiles del mismo hospital.

Pero esto no termina ahí. Como si fuera poco, el Gobierno de la Ciudad le cedería a la Asociación Civil Ronald McDonald´s un terreno interno del hospital con permiso de uso gratuito por el plazo de 20 años para la construcción de una casa Ronald Mc Donald para el descanso de los padres, y dicha asociación tendría a cargo la planificación y coordinación de todas las actividades y supervisión de su personal. A cambio de la casa, el gobierno le daría un permiso para colocar nombres, logos e insignias. Por ejemplo que todo su personal, que sería voluntario, usara delantales con la insignia, como puede verse en www.casaronald.org.ar.

La entidad ya ha instalado otras de estas casas en el  Hospital Garrahan, en el Hospital Pediátrico Notti de Mendoza y en el Hospital de Niños de la Santísima Trinidad de Córdoba.

En EE. UU. el marketing es aún más agresivo: existen 22 hospitales que tienen una casa de comida de esa marca dentro del mismo hospital. Dos mil profesionales de la salud estadounidenses acaban de manifestarse para que se cierre el local del Children´s Hospital de Los Angeles. "McDonald’s está usando a los hospitales al incluirlos como parte de su estrategia de mercadeo para cambiar su imagen de vender comida "chatarra" a comida saludable. Los hospitales no deberían prestarse a eso", dijo Sara Deon, directora de la campaña Value Meal de la organización Corporate Accountabilty International. La campaña tomó la iniciativa de enviar una carta solicitando a los 22 hospitales que sigan el ejemplo de hospitales como el Parkland Health & Hospital System en Dallas, que en 2009 terminó su contrato con McDonald’s y en su lugar dio espacio a otro restaurante de comida saludable.

En el caso de nuestro Hospital de Niños la entidad funcionaría como convocante de donantes que desgravarían impuestos. No otorgaría el dinero, lo recaudaría y pondría su nombre, logos e insignias, y construiría y mantendría la casa para los padres. No se trataría de una donación de dinero, modo a través del cual se realizaron múltiples obras en el pasado en el hospital: alguien donaba dinero para que el hospital construyera una obra. El nuevo modelo que se introduce en este caso, y que sienta un precedente, es la de otorgar un terreno público a una entidad privada durante 20 años. ¿Cuánto le costaría una publicidad a McDonald´s durante ese tiempo en los medios?

Cabe aclarar que el Gobierno de la Ciudad cuenta con dinero para construir la sala de padres pero subejecuta drásticamente el presupuesto para mejoras edilicias de los hospitales. En el primer trimestre de este año, en vez del 25% que hubiera correspondido, ejecutó el 2,8%.

Podríamos pensar esta situación como un analizador de cómo el capitalismo da vuelta al reverso la realidad para aparecer con una imagen benefactora y amigable, y ganar el mercado a cualquier precio: “McDonald´s ayuda a los adolescentes a conseguir su primer trabajo”, léase utiliza contratos de aprendizaje para abaratar costos laborales. “McDonald´s es beneficiaria de los hospitales de niños, construyéndoles casas para padres”, léase reúne empresas que necesitan disminuir impuestos, no paga sueldos introduciendo el colmo de la explotación que es el trabajo voluntario basado en la sumisión máxima de la subjetividad, y gana un prestigio fabuloso por su supuesta colaboración con los hospitales de niños.

Un alto costo para la salud pública de niños y adolescentes.

Susana Toporosi

Presidenta de la Asociación de Profesionales del Hospital Gutierrez

susana.toporosi [at] topia.com.ar

 
Articulo publicado en
Agosto / 2012

Boletín Topía

Artículos recientes

Ultimas Revistas

Ediciones recientes

Tapa del libro "Psicoanálisis en la revolución de octubre"
Enrique Carpintero (Compilador), Eduardo Grüner, Alejandro Vainer, Hernán Scorofitz, Juan Carlos Volnovich, Juan Duarte, Lev Vygotski, Alexander Luria