10 de octubre: Día mundial de la Salud Mental | Topía

Top Menu

10 de octubre: Día mundial de la Salud Mental

 

Argenis Gimenez, que se denomina “El loco de la pancarta”, ya que lleva un sombrero con una pancarta que dice “Represión en los psiquiátricos”, fue un paciente psiquiátrico de los manicomios venezolanos. Desde su externación se dedica a denunciar en la calles de Venezuela y por diferentes medios -en especial a través de las redes sociales- las condiciones que atraviesa la Salud Mental en Latinoamérica. En su libro Síntesis autobiográfica del loco de la pancarta, se define del siguiente modo:

“Aunque no soy el único que hace esta protesta, tengo mi propio estilo que me ha hecho tan famoso aquí en mi tierra y me ha hecho conocer no solamente en otras partes de Venezuela sino también en muchos otros países americanos, europeos, árabes y asiáticos. Si ha de recordarme la historia será nada más y nada menos que como el loco de la pancarta. Este apodo no es un diagnóstico clínico. Es un apodo que viene de las profundidades del pueblo de Barquisimeto donde nací, me crié y todavía vivo y seguro que aquí en esta cuna de mi hogar moriré aunque indigente, en la calle. Yo prefiero esa fama del loco de la pancarta que me da el pueblo; porque así no me confunden con algún trabajador, empleado o cualquier otro agremiado que esté protestando por intereses materiales de los que siempre reclaman esos en protestas que hacen. Esta vez es un “loco”, es un paciente de los siquiátricos que protesta por sus compañeros pacientes y no se trata de los intereses de los encargados que trabajan en los siquiátricos. También soy escritor pero no me autoestimo mucho como tal, sino más bien como activista social por esta causa razonable de loco de la pancarta y también me gusta más el término de activista en vez de luchador.

Mi angustia de ser incomprendido por este gobierno no me dejaría terminar este escrito sin antes avisar de la orientación socialista de mi protesta. Mi socialismo no es como el de muchos que están aprovechándose de este gobierno; no es un aspecto oportunista en mi conducta. Es más bien una orientación de mi carácter, no de mi conducta según me conozco a mí mismo lo suficiente. La miseria que siempre he vivido me lo ha ido formando en mi carácter. Uno el ser humano es un ser social. Esa experiencia humana en cuerpo y mente propias y mis reflexiones motivadas por lecturas que me identifican con autores como Engels, Marx , Lenin y mi autor de más confianza Erich Fromm a través del cual he conocido a los otros autores me hacen ser socialista. No porque trate de aprovechar una oportunidad. Así que mi protesta contra la represión en los siquiátricos lleva el sello socialista de mi carácter.”

Transcribimos su lúcido texto sobre el Día Internacional de la Salud Mental respetando su estilo de escritura.

 

Todos los años el diez de octubre es día mundial de la salud mental según decreto de la Organización Mundial de la Salud; aunque este es el día conmemorativo menos tomado en cuenta. Es muy deficiente lo que de eso se acuerdan los medios de comunicación de masas si es que de algo se acuerdan y hay años en fecha de eso que nada de nada. Así que no es nada mundial lo que se dice de ese día. Es poco que se hace para conmemorarlo y no es en suficientes partes del mundo. Es el extremo contrario al rentable mundial de futbol o las olimpiadas. Así que en la práctica susodicho día no es precisamente tan conmemorativo ni mundial: Conmemoración es recordar juntos entre suficiente gente y mundial que sea en suficientes partes del mundo. Es deficiente lo que se hace mundialmente al respecto y Venezuela no es la excepción. Debe ser porque los pacientes siquiátricos no somos rentables, no somos los mejores clientes de nadie, no mantenemos a nadie y no votamos en las elecciones de los políticos. Hasta los momentos yo no he sabido de un candidato en campaña electoral buscando votos en los siquiátricos.

Además, ese día debería plantearse mejor como el día de la problemática social del paciente siquiátrico y que no sea exclusivamente para la promoción comercial de fármacos siquiátricos con noticias de la ciencia de las patologías de las enfermedades mentales. La problemática social del paciente siquiátrico no se refiere exclusivamente a insignificantes concomitancias como lo son las estructuras físicas de los hospitales siquiátricos; no se trata de que lo que se necesite sea nada más que la aplicación de una técnica adecuada de una ciencia. Tampoco me restrinjo a referirme a que se trata de una solución meramente presupuestaria; ni me limito a explicar susodicha problemática exclusivamente como falta de una correcta gestión burocrática. Tampoco me refiero a que se soluciona con los insumos necesarios para el buen funcionamiento de los hospitales siquiátricos. Tampoco digo que el problema se soluciona nada más que con la mejor explicación científica de las patologías mentales y su debido tratamiento médico. Ninguna otra trivialidad que apenas es concomitancia y no es la esencia de la problemática planteada no puede ser exclusivamente la única solución. Correctamente enfocado, el problema que planteo, por ser social esa problemática del paciente siquiátrico, su significado está en las estructuras de la organización social que hay que transformar para la eventual solución al problema. Es una problemática de salud pública y por lo tanto la política del Estado tiene mucho que ver con esto. Es un problema de enfocarlo principalmente y sobre todo en la cualidad humana del servicio y no solamente en cantidades consideradas burocráticamente en estadísticas.

Son las complicaciones sociales en que cae uno por ser “loco” lo que lo pone más “loco” y más incurable. Planteada así de esa mejor manera la problemática en cuestión se puede aliviar el camino del paciente hacia su salud social de completo funcionamiento. En promoción de salud mental hay que interpretar el proceso social aplicándoselo a la problemática social del paciente siquiátrico y encontrarle un nuevo lugar social al enfermo que no sea el hospital siquiátrico que lo encarcela.

Temas: 
 
Articulo publicado en
Noviembre / 2014

Boletín Topía

Artículos recientes

Ultimas Revistas

Ediciones recientes

Tapa del libro "Psicoanálisis en la revolución de octubre"
Enrique Carpintero (Compilador), Eduardo Grüner, Alejandro Vainer, Hernán Scorofitz, Juan Carlos Volnovich, Juan Duarte, Lev Vygotski, Alexander Luria