Artículos escritos por J.-B. Pontalis | Topía

Top Menu

J.-B. Pontalis

La clínica psicoanalítica: ¿Proceso o travesía?

La incertidumbre puede abordarse desde distintas perspectivas. Nos parece que era necesario ver cómo la encontramos en el espacio de la clínica psicoanalítica. En el siguiente texto, J.-B. Pontalis postula que el análisis es una travesía. La incertidumbre es parte inherente del viaje que es el análisis. Aquí se opone a quienes proponen entenderlo como un “proceso psicoanalítico” o definir una “dirección de la cura”. Y para ello la incertidumbre es un necesario acompañante. El siguiente texto fue publicado en el libro Este tiempo que no pasa (Topía, 2005)

¿Y si lo desconocido -el inasible origen- estuviera menos detrás nuestro que adelante?, lo que todavía no conocemos, por no haberlo vivido, por no haberlo encontrado

Al margen de los días

J.-B. Pontalis
Al margen de los días

Edicion Impresa

$320,00 

Jean-Bertrand Pontalis es un psicoanalista que trabajó con Sartre en Temps Modernes (1942-62), participó en Seminarios de Lacan (1955-60), con Laplanche y a pedido de Lagache hizo el Vocabulaire de la psychanalyse (1967). Creó y dirigió la Nouvelle Revue de Psychanalyse (1970-94) y Le temps de la reflexion (1980-89). Tradujo (en colaboración) a Freud y Winnicott (Jeu et realité) y los editó en las colecciones que dirige en Gallimard (desde 1966). Es autor de más de 15 libros (desde 1965).

 

Después de Freud Entre Sartre y Lacan1

El 100º aniversario del nacimiento de Freud permitió a J.-B. Pontalis reflexionar en un texto llamado “Vigencia de Sigmund Freud”. Allí repasaba cómo el aniversario había atraído “desde las revistas de actualidad a las revistas filosóficas”. Pero el camino propuesto por Pontalis era no sólo rememorar, sino encontrar “lo más vivo del descubrimiento freudiano”.

Ese tiempo que no pasa

La Editorial Topía llegó a un acuerdo con la Editorial Gallimard para publicar la obra de J.-B. Pontalis con la ayuda de la Embajada de Francia.
En los próximos meses aparecerán Ventanas y Ese tiempo que no pasa. Estos dos libros son fundamentales en la obra de Pontalis. En este número adelantamos un capítulo de Ese tiempo que no pasa, un libro de reformulación teórica del psicoanálisis desde la particular perspectiva de este discípulo de Jacques Lacan que retomó las enseñanzas de Donald W. Winnicott.
El lector de Topía puede contar con un avance de estas fértiles ideas de uno de los psicoanalistas más importantes de la actualidad.

Ventanas

J.-B. Pontalis
Tapa del libro Ventanas

Edicion Impresa

$320,00 

Introducción de Jorge Rodríguez

Desmesuras diminutas

Las palabras del año pasado pertenecen a ese año y las del nuevo aguardan otra voz.
T. S. Eliot

Este es el libro de un hombre que palpa, pesa, mide, talla cada palabra; que no cree demasiado en la palabra erudita -esa contraseña extraña para transitar tranquilo- ni exagera el valor del concepto -ese encierro fugaz-, que gusta del lenguaje común y corriente, por él se mueve.

“ Que el verbo se haga carne es en definitiva lo único que me interesa ” . Más que palabra justa, palabra plena.

Tocarlas con cuidado, oírlas respirar, conservarles vida. Desmesuras diminutas, intensas, precisas. ¿Por qué son tan evanescentes?

Freud nos recuerda que “ psicoanálisis es el nombre 1ro. de un método para la investigación de procesos psíquicos inaccesibles de otro modo, 2do. de un procedimiento terapéutico de perturbaciones neuróticas basado en tal investigación y 3ro. de una serie de conocimientos psicológicos así adquiridos que van constituyendo una nueva disciplina científica. ”

Y más adelante, por si quedaran dudas, aclara:

Este Tiempo que No Pasa

J.-B. Pontalis
Este Tiempo que No Pasa

Edicion Impresa

$370,00 

Introducción de Jorge Rodríguez

Intranquilidad

A fines del siglo XIX cuando se creía que ya todo estaba descubierto sucedió algo impensable, un hombre creó una nueva ciencia.

Freud formula un descubrimiento fundamental; el deseo es inmortal. Aparato del alma es otra manera de decirlo. Así anuda temporalidad e inconsciente.

Luego hará una caracterización negativa; el inconsciente es atemporal, sus contenidos no están ordenados en el tiempo ni se desgastan. Antes había definido el apres-coup y la pérdida, más tarde la repetición y la ausencia.

A fines del siglo XX Pontalis nuevamente nos enfrenta con este tiempo que no pasa .

Junto al tiempo circular, lineal, el del cumplimiento del deseo, otros tiempos: el del instante, el de lo efímero, de lo precario, el potencial (llegar a ser o devenir).

Un análisis exige contar el tiempo sin la ayuda del reloj. ¿Qué decir del encuentro con un tiempo sin medida?

A partir de las nuevas situaciones clínicas constituidas por los segundos o terceros análisis, estudia los límites de la memoria, la rememoración, la huella, la representación.

Suscribirse a J.-B. Pontalis