A 35 años del golpe cívico-militar | Topía

Top Menu

A 35 años del golpe cívico-militar

 
Homenaje de la revista Topía a los 110 Trabajadores de Salud Mental desaparecidos

El 24 de marzo a las 11:30 hs. la revista Topía organizó en el Parque de la Memoria un homenaje a los 30.000 desaparecidos recordando los 110 Trabajadores de Salud Mental desaparecidos durante la dictadura cívico-militar. Un cartel con los nombres de todos los Trabajadores de Salud Mental desaparecidos presidia la convocatoria de la cual participaron una gran cantidad de personas. En primer lugar Enrique Carpintero leyó las adhesiones institucionales que llegaron. Luego hizo una introducción sobre el sentido de este homenaje. A continuación habló Susana Toporosi en nombre de todos los que hacemos la revista Topía y Héctor Freire leyó un poema de Mario Benedetti. Al finalizar se recordaron los nombres de los 110 desaparecidos y se hizo un emotivo minuto de silencio.

 

Comienza Enrique Carpintero.

En nombre de la revista Topía queremos agradecer la presencia de todos ustedes en este homenaje a los 110 Trabajadores de Salud Mental desaparecidos. También queremos agradecer a todas las instituciones que han adherido a este homenaje (se encuentran al final de estas exposiciones).
La lista de los 110 Trabajadores de Salud Mental desaparecidos forma parte de un trabajo de investigación que realizamos para el libro la Huellas de la Memoria. Partimos del año 1976 cuando comienza la dictadura cívico-militar.
Antes de la dictadura cívico-militar hubo desapariciones y asesinatos, en especial durante el gobierno peronista con la creación de la organización terrorista Triple A. Pero la dictadura militar definió una nueva arquitectura de la muerte  al realizarla como política de Estado. En esa época funcionaron más de 360 campos de concentración organizados y planificados para el exterminio de un sector social y político de la sociedad. No hay muchas sociedades en el mundo que hayan usado esta metodología de exterminio. Sus efectos aún perduran en nuestra cultura.
Su objetivo no fue solamente desaparecer los cuerpos sino también sus ideas. Su objetivo fue asesinar la memoria. Es decir, impedir la reconstrucción de los acontecimientos.
Decir que no han logrado su objetivo es el sentido de este homenaje.
Decir que seguimos la lucha en el campo de la Salud Mental es el sentido de recordar a los 110 Trabajadores de Salud Mental desaparecidos.
Para finalizar quiero recordar una característica de la cultura de un pueblo llamado Swahili que habita en África. En esta cultura el pasado queda en la memoria de los demás. Este pasado muere completamente sólo cuando desaparecen los últimos que estaban en condiciones de recordarlos.
En este sentido seamos como los Swahili para que esta memoria siga viva. Así podemos decir que nuestros compañeros y compañeras que intentaron desparecer. No pudieron.

 

Ahora va a hablar nuestra compañera Susana Toporosi

Quienes hacemos la Revista Topía, publicación de Psicoanálisis, Sociedad y Cultura hemos convocado para realizar este homenaje a los trabajadores de Salud Mental desaparecidos bajo el Terrorismo de Estado durante la última dictadura cívico-militar.
En estos 110 nombres queremos recordar a los 30.000 desaparecidos. Pero también es necesario decir que los más de 360 campos de concentración y exterminio que funcionaron en nuestro país siguen teniendo efectos en la actualidad de nuestra cultura. Las deplorables situaciones de las cárceles, la persistente política del “gatillo fácil”, las desapariciones de Jorge Julio López y de Luciano Arruga, el funcionamiento de las patotas sindicales que asesinaron a Mariano Ferreira son una pequeña muestra.  
Por ello es necesario el recuerdo. Porque no estamos hablando de nuestro pasado solamente, sino de nuestro presente y de nuestro futuro.
Como dice Antonio Tabucci: “El presente como entidad temporal sin el futuro, y sobre todo, sin el pasado, no existe porque mientras estamos hablando el tiempo pasa. No existe el instante inmóvil, o sea que vivir el presente no tiene ningún significado. El presente existe si se inserta entre el pasado y el futuro. El tiempo es una trinidad y por ende un mundo que vive solo el instante fugaz del presente es un mundo muy peligroso, muy peligroso.”
Lo que plantea Tabucci nos lleva a recordar unas palabras de Beatriz Perosio, presidenta de la Asociación de Psicólogos de Buenos Aires y de la Federación de Psicólogos de la República Argentina. Perosio fue secuestrada el 8 de agosto de 1978. En octubre de 1977, Perosio escribía en Gaceta Psicológica una propuesta de resistencia a contrapelo del silencio de la mayoría de la población: “cuando más aislados podemos estar, más hay que intentar comunicarse; cuando más dudas existen más realizaciones hay que concretar”.
Beatriz esta es una más de las realizaciones que concretamos en tu nombre, en el de los Trabajadores de Salud Mental y de todos los desaparecidos por la última dictadura civico-militar.
 Queremos afirmar que la esperanza es una de las formas de la memoria, pues nos recuerda nuestros logros y fracasos, nuestros límites y posibilidades, nuestros sueños y realidades, nuestros deseos y fantasías. Cuando se acepta la posibilidad de olvidar, deviene no sólo la repetición sino el acto de resignar valores que hacen a nuestra condición humana. Recordar no es una actividad que nos lleve meramente al recuerdo fáctico, sino al recuerdo de las razones por las cuales esos valores no forman parte de nuestra cultura.

 

Por ello la vida se significa en el ser humano al ligarse a algún proyecto que lo temporalice como pasado a superar y futuro a realizar. Esta necesidad de creer, propia de los seres humanos, solamente puede sostenerse en una esperanza.
Es cierto que, mientras el ser humano deposite sus deseos, esperanzas y miedos en cosas inciertas, más tenderá a imaginar poderes absolutos que le salvarán la vida. No existe esperanza sin miedo, ni miedo sin esperanza. Ambos son expresión de la inseguridad y la incertidumbre, aunque en una cultura donde predomina el miedo, la esperanza es necesaria para construir una democracia basada en una distribución equitativa de los bienes materiales y no materiales. Para ello tenemos que recuperar las huellas de la memoria.
Por ellos, por nosotros y por los que vendrán

 

Héctor Freire lee un poema de Mario Benedetti

 

DESAPARECIDOS

Están en algún sitio / concertados
desconcertados / sordos,
buscándose / buscándonos
bloqueados por los signos y las dudas
contemplando las verjas de las plazas
los timbres de las puertas / las viejas azoteas
ordenando sus sueños, sus olvidos
quizá convalecientes de su muerte privada

 

nadie les ha explicado con certeza
si ya se fueron o si no
si son pancartas o temblores
sobrevivientes o responsos
ven pasar árboles y pájaros
e ignoran a qué sombra pertenecen

 

cuando empezaron a desaparecer
hace tres cinco, siete ceremonias
a desaparecer como sin sangre
como sin rostro, y sin motivo
vieron por la ventana de su ausencia
lo que quedaba atrás / ese andamiaje
de abrazos cielo y humo

 

cuando empezaron a desaparecer
como el oasis en los espejismos
a desaparecer sin últimas palabras
tenían en sus manos los trocitos
de cosas que querían

 

están en algún sitio / nube o tumba
están en algún sitio / estoy seguro
allá en el sur del alma

 

es posible que hayan extraviado la brújula
y hoy, vaguen preguntando y preguntando
dónde carajo queda el buen amor
porque vienen del odio.

 

A continuación se leen los nombres de los 110 Trabajadores de Salud Mental desaparecidos durante la dictadura cívico-militar.

http://www.topia.com.ar/contenido/listado-desaparecidos-salud-mental

Se pide un minuto de silencio

Adhesiones institucionales al homenaje

-Colectivo 448 de Salud Mental
-Asociación Argentina de Psicología y Psicoterapia de Grupo
-Asociación Escuela Argentina de Psicoterapia para Graduados
-Asociación de Psicologos de la Ciudad de Buenos Aires. Homenaje al cual nuestro sindicato adhiere a fin de mantener viva la memoria y eficaz la justicia.
-FM Desate, la radio alternativa del Htal. Braulio Moyano
-Frente de artistas del Borda
-Comunidad Homosexual Argentina
-ATICO, cooperativa de Trabajo en Salud Mental
-En nombre del  conjunto de integrantes de las Cátedras de Teoría y Técnica de Grupos I e Introducción a los Estudios de Género de la Facultad de Psicología, U.B.A., hacemos llegar nuestra adhesión al homenaje a las/os trabajadores de Salud Mental, organizado por la Revista Topía en el Parque de la Memoria. A 35 años del golpe, repudiamos una vez más a los responsables y cómplices del terrorismo de Estado. Nos sumamos a este Homenaje en recuerdo de las/os 30.000 desaparecidos. ¡Presentes! ¡Ahora y siempre!
 Ana María Fernández. Prof. Titular Plenaria. Cátedras de Teoría y Técnica de Grupos i e Introducción a los Estudios de Género, Facultad de Psicología, U.B.A.
Roberto Montenegro. Prof. Adjunto, Cátedra I de Teoría y Técnica de Grupos
Sandra Borakievich. Prof. Adjunta, Cátedra I de Teoría y Técnica de Grupos
Mercedes López.  Prof. Adjunta, Cátedra I de Teoría y Técnica de Grupos
Débora Tajer. Prof. Adjunta, Cátedra de Introducción a los Estudios de Género
-FM La Tribu
-Federación sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina
-Psicologos en Frente (PEF), Minoría del Claustro de Graduados- Facultad de Psicología- UBA. Adherimos al homenaje de la revista Topía a los Trabajadores de Salud Mental desaparecidos durante la dictadura cívico-militar. A 35 años del golpe genocida, cada 24 de marzo se trasforma en un día de lucha y resistencia para no olvidar. Es por eso que nos sumamos a este homenaje de Topía en recuerdo a los 30.000 desaparecidos por Juicio y castigo a los culpables.
-Colegio de Psicoanálisis
-Corriente Universitaria Rebelión (El estallido- Psicología/ El Andamio- sociales/ Los Necios-Filosofía y Letras)
-Asociación Gremial Docente- Psicología- UBA
-Servicio de Salud Mental del Htal. Gandulfo de Lomas de Zamora
-Residencia de Salud Mental del Htal. De niños Ricardo Gutiérrez
-Asociación de Profesionales del Htal. De niños Ricardo Gutiérrez
-Asociación de Profesionales del Htal. Garraham
-Asociación de Profesionales del Htal- Evita de Lanús
-Asociación de Profesionales del Htal. Ameghino. A 35 años del golpe genocida del 24 de marzo de 1976 continuamos reclamando juicio y castigo a los culpables, cómplices e ideólogos civiles del terrorismo de Estado

 

Temas: 
 
Articulo publicado en
Abril / 2011

Boletín Topía

Artículos recientes