La memoria como proceso subjetivante a través del arte como una de sus expresiones | Topía

Top Menu

La memoria como proceso subjetivante a través del arte como una de sus expresiones

 
Segunda mención del Quinto concurso Internacional de Ensayo Breve 2014-2015, 25 años de la Revista Topía. Área: “Los procesos de subjetivación en la sociedad actual”

La luz es solo luz en la memoria de la noche

Alejandra Pizarnik

 

Marcando un camino para transitar este recorrido va a guiarme la técnica del collage.

El collage que ensambla elementos diversos para otorgarles un sentido a través de la acción artística, que posibilita encuentros con lo conocido como algo extraño y misterioso, que invita a la renovación por medio de la vivencia expresiva puede compararse con la asociación libre, con aquellas palabras que fluyen más allá de la lógica consciente y que incitan al pensamiento y al trabajo de elaboración.

Letra e imagen se fusionan para crear un espacio de escritura.

Relatos interrumpidos por lo inefable, por aquello que en su intento de ser traducido, se escapa, hace que surja la imagen, el silencio, una historia que no es lineal, un laberinto con varios destinos abiertos a crear nuevos sentidos, que a su vez crearán nuevas aperturas, incansablemente por los territorios escurridizos de una subjetividad que se niega a ser amordazada.

Tomaré como soportes los aportes teóricos brindados por el psicoanálisis, la filosofía, la sociología y la historia; y como materiales a fusionar, las pinturas de Carlos Alonso como referentes de la memoria traumática proyectada en las imágenes que constituyen la serie “Manos anónimas”; las acciones de Jorge Caterbetti en relación al testimonio dejado por Jorge Julio López antes de ser desaparecido en democracia; la concepción del arte como una de las formas de cambio político y social de León Ferrari; las acciones artísticas colectivas: El Siluetazo, las fotografías de Helen Zout y las realizaciones proféticas de Horacio Zabala.

Testimonio y creatividad, aportes para la reparación de acontecimientos que por sus efectos desubjetivantes, a nivel individual y colectivo llevan las marcas de lo traumático, de lo indecible, de aquello que amenaza con retornar, en actuaciones de ser sepultado y no reintegrarse, previo trabajo de elaboración, a la memoria colectiva.

El arte como una boca donde las heridas tienen algo que decir.

“… porque - oh viejo hermoso Sigmund Freud - la ciencia psicoanalítica se olvidó la llave en algún lado: abrir se abre pero ¿cómo cerrar la herida?”...

(A. Pizarnikk)

PLEGARIA AL VACIO, DIALOGO CON LA AUSENCIA

MEMORIA DE LA DESAPARICION

 

Siluetazo III Marcha de la resistencia

Foto Parque de la Memoria y Eduardo Gil © (fuente)

Con las palabras de Octavio Paz, que voy atesorando a modo de título en cada apartado para este ensayo me he detenido en su convocatoria que sugiere como tope de escritura, 30.000 caracteres. En mi país 30.000 pasaron a llamarse “desaparecidos”, aquéllos a los que se les ha negado la memoria que habita en cada muerte.

“…Hay cólera en el destino porque se acerca…el lobo gris, ¿Y entonces? Porque romperá todas las puertas, porque sacará afuera a los muertos para que devoren a los vivos, para que solo haya muertos y los vivos desaparezcan…”

(A. Pizarnik, “Los poseídos entre lilas”)

Y como una profeta, considerando que lo profético es aquello que provoca espanto, la poeta hace hablar a Segismunda entre lilas, advirtiendo quizás sobre lo impensable que la sobrevive, la desaparición de los vivos.

“… tampoco los muertos estarán seguros ante el enemigo cuando éste avanza…” advierte Benjamín (2)

¿Es esto posible de comprender? y no hay respuestas, solo aproximaciones.

El poder desaparecedor, entre otras cosas, convirtió al sujeto en un puro deshecho, al decir de Primo Levi “…un no- hombre…”, los que en la jerga de los campos de Auschwitz eran llamados musulmanes, los que pasaron del otro lado y entraron en la zona de muerte de un viviente, abandonados a la voluntad del verdugo, el musulmán, el fin del hombre en el campo “…se duda en llamarlos vivos; se duda en llamar muerte a su muerte… “musulman” es la presencia de una ausencia viviente…” (3)

Osvaldo Bayer dice: …“desaparecidos”, ausencia “Desaparición”, vocablo argentino. La Muerte Argentina. Para siempre, en la historia del mundo”…

Nuestra lengua no tiene palabras para expresar esta ofensa, la destrucción de un hombre… hemos llegado al fondo… no tenemos nada nuestro… nos quitarán hasta el nombre… será un hombre vacío… fácilmente le sucede perderse a sí mismo… prescindiendo de cualquier sentimiento de afinidad humana… (3)

Y no solo ha desaparecido el sujeto en su corporalidad, también se han hecho desaparecer discursividades, palabras e imágenes no oficializadas.

Carcel Flotante Rio de la Plata

Horacio Zabala. Antes del antes. Anteproyectos 1972-1978 (fuente)

Anteproyecto de cárcel flotante para el Río de la Plata 1973Anteproyecto de cárcel flotante para el Río de la Plata (1973) (fuente)

Estos bocetos pertenecen al arquitecto Horacio Zabala, que en 1973 con una intuición espantosamente funesta realiza la serie “Anteproyectos” para ironizar el lugar que la sociedad le asignaba a los artistas críticos, en la serie incluye un “Anteproyecto para una cárcel flotante y subterránea para artistas”, convirtiéndose en anticipatorios de la desaparición de los cuerpos  arrojados al Río de la Plata.

“…la desaparición no es un eufemismo, es una alusión literal: una persona que a partir de determinado momento desaparece… no hay un cuerpo material que de testimonio del hecho…” (4)

“…Más de siete mil recursos de hábeas corpus han sido contestados negativamente… Como el detenido no existe, no hay posibilidad de presentarlo al juez en diez días según manda una ley que fue respetada aun en las cumbres represivas de anteriores dictaduras.” (R. Walsh) (5)

Carlos Alonso - Hay que Comer

Carlos Alonso - Hay que Comer (fuente)

Carlos Alonso, en la serie “Hay que comer” dedicada a la carne, retrata cuerpos tratados como Reses, desmembrados, que aparecen en sus pinturas como premonición y denuncia de los acontecimientos insondables a los que alude, preanunciando la destructividad que impone el Terrorismo, la desaparición como el último eslabón de la deshumanización de un hombre convertido en deshecho biológico ante las miradas ¿que no ven?

NOSOTROS NO SABÍAMOS es una serie de collages hechos por León Ferrari con recortes de periódicos del año 1976 que ponen en evidencia la desmentida social.

.... Desmentida de la realidad… recomendaciones “pseudo – morales”… hay que olvidar para no quedarse atado al pasado… de esta manera nos están diciendo que es mejor negar, olvidar, como clausura de nuestro pasado. Clausurar cualquier tiempo, pasado, presente o futuro…es un modo de aniquilar al hombre…. (6)

Fueron hallados en la playa los cuerpos de una pareja asesinada 1/7/76

San Juan: dos cuerpos acribillados a balazos… 15/8/76

Fueron hallados dos cadáveres en la ruta Panamericana 13/7/76

Dos cadáveres fueron hallados en B. Blanca… 6/7/76

En la zona sur de Flores hallase un cuerpo carbonizado

San Juan: dos cuerpos acribillados a balazos… 15/8/76

Fueron hallados dos cadáveres en la ruta Panamericana 13/7/76

Dos cadáveres fueron hallados en B. Blanca

 

“Desapariciones” es el título de una muestra fotográfica de Helen Zout

“Desapariciones” es el título de una muestra fotográfica de Helen Zout, que intenta a través de sus imágenes, escribir con luz sobre aquello que habita en la sombra (fuente imagen)

“…Quizás aquí radique la mayor perversión de las desapariciones: …es la imposibilidad del duelo los desaparecidos no sólo propician una memoria, son… una búsqueda perpetua…”.H. Zout (7)

“… Así como se pretendió depurar a la sociedad de “elementos indeseables”, se buscó eliminar símbolos, discursos, imágenes, tradiciones... hubo equipos de censura… labores de abogados, intelectuales, académicos; planes editoriales, decretos, presupuestos, oficinas, destinados todos a la reorganización de la cultural nacional…Todo acto de censura se apoyaba en criterios específicos. El funcionamiento era “simple, eficiente y prolijo”, basado en investigaciones ad hoc. Son informes… escritos por intelectuales, profesionales, profesores de letras, abogados sociólogos, antropólogos. “Gente inteligente, capaz, preparada"...(8)

 La noticia relata la visita al pintor Antonio Berni por parte del almirante Emilio Massera, para observar las obras de restauración de los murales que el artista lleva a cabo en las Galerías Pacífico (Buenos Aires, 1978).

…Aquí no hay ningún porqué… (Primo Levi) (3)

 

“…no disponemos de palabras ni de buenas maneras para decir la destitución del porqué…” (9)

Se destruyó parte de la cultura, quemando libros, allanando editoriales, arrasando letras “…Mucha gente quemó sus propios libros “…el Terror alteró tanto la relación que se volvió infrecuente ver gente leyendo en espacios públicos…” (8)

El espacio social, generador por excelencia de lazos, se convirtió en un lugar peligroso para cualquier práctica que involucrara a la subjetividad.

… un dibujo al lado del tuyo… lo miraste despacio… tomando las precauciones de siempre: la calle en su momento más solitario,…no era en verdad una protesta contra el estado de cosas en la ciudad, el toque de queda, la prohibición amenazante de pegar carteles o escribir en los muros. …la prohibición abarcaba cualquier cosa,… En la ciudad ya no se sabía demasiado de qué lado estaba verdaderamente el miedo. Una sola vez escribiste una frase, con tiza negra:...A mí también me duele. No duró dos horas… la policía en persona la hizo desaparecer. …seguiste haciendo dibujos… Cuando el otro apareció… tuviste miedo… alguien se animaba como vos a divertirse al borde de la cárcel o algo peor.

…Ya era noche cerrada cuando oíste la sirena …viste la lucha, un pelo negro tironeado por manos enguantadas, los puntapiés y los alaridos… antes de que la tiraran en el carro …te sobraría tiempo para imaginar los detalles de lo que estaría sucediendo en el cuartel central; en la ciudad …la gente estaba al tanto del destino de los prisioneros, y si a veces volvían a ver a uno que otro, hubieran preferido no verlos y que al igual que la mayoría se perdieran en ese silencio que nadie se atrevía a quebrar….

…la calle estaba vacía y negra… descubriste otro dibujo...Te acercaste… viste el óvalo naranja… las manchas violetas de donde parecía saltar una cara tumefacta, un ojo colgando, una boca aplastada a puñetazos. …Algo tenía que dejarte antes de volverme a mi refugio donde ya no había ningún espejo, solamente un hueco para esconderme hasta el fin en la más completa oscuridad… (Julio Cortázar, Cuento Graffiti)

 

Estos apartados del Cuento Graffiti de Cortázar construyen una narrativa de los momentos en los cuales el silencio, el terror y la inminencia del peligro se adueñaron de las calles.

Se había hecho cultura la invocación del mandato perverso que ordenaba El Silencio como imperativo de salud.

Las paredes también, quedaron mudas.

 

Si te atreves a sorprender

la verdad de esta vieja pared;
y sus fisuras, desgarraduras,
formando rostros, esfinges,
manos, clepsidras,
seguramente vendrá
una presencia para tu sed,

probablemente partirá
esta ausencia que te bebe. (A Pizarnik)

Foto Parque de la Memoria y Eduardo Gil © (fuente)

Reconstituyendo una narrativa para la mirada, los muros se poblaron de siluetas.

Una silueta es un dibujo que se hace siguiendo la sombra de un objeto

… Nadie se parece a mi sombra… (A Pizarnik)

La sombra de que se trata es la de los desaparecidos, debemos considerar que un cuerpo desaparecido imposibilita la tramitación del duelo en condiciones normales que muestra la dimensión destructiva del Poder Totalitario sobre la subjetividad.

EL SILUETAZO se denominó a la propuesta de tres artistas plásticos: Aguerreberry, Flores y Kexel, que involucra al colectivo social generando la participación activa del conjunto, en un intento de representar lo imposible.

Oponiéndose a la sentencia del dictador que anuncia “…no son, no existen…” cada “desaparecido” pasa a estar entrecruzado con el cuerpo que le da soporte en la silueta que viene a reclamar la Aparición con vida.

Foto Parque de la Memoria y Eduardo Gil © (fuente)

“… aprenderé a dormir en la memoria de un muro…” (A. Pizarnik)

El Siluetazo, esa suerte de Fort Da, Desaparecer y Volver, empuja a elaborar psíquicamente una experiencia “impresionante”.

… en la vivencia era pasivo, afectado por ella, ahora se ponía en un papel activo repitiéndola como juego… (10)

El arte, como un espacio transicional, intentará dar forma al vacío de sentido que no pudo ser ocupado por representaciones

Y el horror ¿puede ser representado?

Es a través de las imágenes que algo puede ser anunciado y enunciado “…La forma objetivada que contiene un vacío que nos mira…que ya no podrá ser ocupado por nada...  ” (Gruner, E) (11)

…”Sombra había desaparecido tras su propia desaparición…” (A. Pizarnik)

 

EL TEDIO, LA ANGUSTIA Y LA DESESPERACIÓN

MEMORIA DE LA TORTURA

Archivo negro de los años en que uno vivía donde termina la vida y empieza la muerte (Jorge Julio Lopez)

El Poder trastocado al polo del Mal, equivalente de aniquilación mediante la desinvestidura del otro que porte la marca de lo extraño, se ejerce mediante violencia, terror y control absoluto sobre la vida, se inscribe en el cuerpo y avanza sobre él.

En el momento inaugural, cuando la palabra toca la carne ésta devendrá en cuerpo erógeno, sometido a partir de entonces a las leyes de los intercambios, posibilitados por el orden que la falta instaura.

Es en el cuerpo donde la palabra inscribe su huella, para exiliarlo de lo biológico y filiarlo en la historia de las generaciones.

De cómo el Poder se inscribe en el cuerpo cosificado da cuenta Kafka en su relato “En la Colonia Penitenciaria”, donde cobra protagonismo una máquina que ocasiona  la muerte del condenado escribiendo sobre su cuerpo la norma violada. La máquina escribirá sobre la espalda el mandato de obediencia absoluta.

El escritor Juan Gelman, en alusión al cuento de Kafka escribe “Presencias” y refiere allí: “… Es la tortura, la escritura del poder...”

… la tortura toca ese punto de intersección que es fundante de lo humano: el cuerpo y la palabra. La tortura se sitúa en la bisagra que articula el cuerpo individual… el cuerpo social, y a la palabra que sella el contrato tácito y explícito entre individuos y socius… (13)

La funcionalidad de la tortura radica en que el terror marca no solo al sujeto agredido, sino también a su grupo y a su descendencia atravesando sus efectos a varias generaciones

Estos crímenes no vencen nunca (Jorge Julio Lopez)

… destrucción de destrucciones

solo destrucción…

y miedo

mucho miedo…

(A. Pizarnik)

…todo poder opresor… generando miedo da el primer paso decisivo  para un minucioso proceso de deshumanización… (6)

Para torturar se necesita secuestrar los cuerpos, tabicarlos, desubjetivizarlos al extremo. Este ordenamiento necesita de un contexto basado en una realidad segregada: los campos de concentración, sustentados en ese Poder”… que se dirige al cuerpo individual y social para someterlo, uniformarlo, amputarlo, desaparecerlo… la tortura era el mecanismo para “alimentar” el campo... los campos daban una nueva posibilidad -a la tortura- …usarla de manera irrestricta e ilimitada… (4)

De este modo han despojado ustedes a la tortura de su límite en el tiempo… ha sido complementada con la falta de límite en los métodos… la picana y el "submarino", el soplete de las actualizaciones contemporáneas.

…al supuesto de que el fin de exterminar a la guerrilla justifica todos los medios que usan, han llegado ustedes a la tortura absoluta, intemporal, metafísica en la medida que el fin original de obtener información se extravía en las mentes perturbadas que la administran para ceder al impulso de machacar la sustancia humana hasta quebrarla y hacerle perder la dignidad que perdió el verdugo, que ustedes mismos han perdido.

…la Junta que ustedes presiden no es el fiel de la balanza entre "violencias de distintos signos" ni el árbitro justo entre "dos terrorismos", sino la fuente misma del terror que ha perdido el rumbo y sólo puede balbucear el discurso de la muerte (Rodolfo Walsh) (5)

Rodolfo Walsh describe  a la tortura como crueldad, esa que enseña Ulloa, necesita para desplegarse de un dispositivo sociocultural que está sostenido “…por círculos concéntricos, logísticos, políticos… incluyendo a los beneficiarios de la política que pretenden instaurar por el terror…” (14)

Estos hechos…no son sin embargo los que mayores sufrimientos han traído…. En la política económica de ese gobierno debe buscarse no sólo la explicación de sus crímenes sino una atrocidad mayor que castiga a millones de seres humanos con la miseria planificada… (R Walsh) (5)

El núcleo del dispositivo cruel lo constituye la “encerrona trágica”, aquella situación binaria, sin tercero de la ley al que apelar … “sólo la víctima y el victimario… predomina en la encerrona trágica, cuyo paradigma es la tortura … el dolor psíquico … aquel que no tiene salida… la salida parece ser identificarse con la muerte… la crueldad aparece estrechamente anudada a la muerte, ya sea porque este es su desenlace o porque la muerte ya está instalada en el mismo sujeto de la crueldad…”(14)

…no quiero hablar

de la muerte

ni de sus extrañas manos… (A. Pizarnik)

Las investigaciones de Pilar Calveiro revelan que los testimonios de cualquier campo coinciden en la oscuridad, el silencio y la inmovilidad.

… la soledad, el silencio y la oscuridad… son efectivamente los factores en los que se anudó la angustia infantil, en la mayoría de los hombres aún no extinguida (16)

…consolidar esta eficacia destructiva… implica una comprensión sutil del psiquismo humano… (6)

Hubo discursos, civilidades e intelectualidades compenetradas y deseosas de participar en el Proceso de Reorganización Nacional.

Plantea Perla Sneh que a la hora de hablar de exterminio las palabras no son inocentes, ya que se heredan las palabras de los muertos, pero también las de los perpetradores.

En el servicio de inteligencia del Tercer Reich… al menos el 20 % de sus empleados… dedicados … a la administración de la muerte… en su mayoría graduados universitarios… que eligieron participar… hubo una pedagogía del horror, hubo palabras específicas para establecer modos, procedimientos, alcances, manejos…. ¿y qué hay del relato de los “intelectuales de la violencia”? …¿Cuánto aportan estos aportes a la memoria encorsetada en oferta de olvido colectivo?... (8)

…y de qué sirven las palabras si no sirven para constatar que nos devoraron… (A. Pizarnik)

EXORCISMO, CONJURO

EL TESTIMONIO

…memoria iluminada, galería por donde vaga la sombra de lo que espero… (A. Pizarnik)

Jorge Julio López desaparecido dos veces, romperá el trabajo de silenciamiento. Impuesto por el terror, después de treinta años será testigo en el juicio contra los crímenes perpetrados.

La fotografía tomada por Helen Zout capta lo inefable, lo abismal del testigo. "López dibujaba y escribía continuamente;… cuenta Zout. .López tenía la convicción de que su vida se jugaba a través de prestar testimonio… Elegí el retrato en que él tenía los ojos cerrados, porque esa era una expresión típica de él cuando recordaba… (7)

…Es por intermedio del testigo que accedemos a la representación de la captura perversa de su posibilidad y de su imposibilidad …se expone a la conmoción provocada por su acto de testimoniar, de donde deriva el reverso testimonial … aquello que desgarra a un hombre cuando emprende la tarea de deshacer los procedimientos defensivos que ha estado obligado a adoptar para sobrevivir, y que trata de sustraerse esforzadamente de la inminencia vital mediante la palabra a fin de recuperar la significancia anonadada por la destitución del por qué…(9)

Jorge Caterbetti en su conjugación de arte y vida llevará adelante en una muestra el legado testimonial hecho de escritura y dibujos que López deja con su clara consigna “…Lo que el pueblo tiene que saber…”

SUBLIMACIÓN, CARETA QUE OCULTA EL VACÍO

LA BUSQUEDA DE REPRESENTACIONES

Horacio Zabala “300 metros de cinta negra para enlutar una plaza pública” 1972-2012

…No existe documento de cultura que no sea a la vez documento de barbarie… por lo tanto, el materialismo histórico…considera que su misión es la de pasar por la historia el cepillo a contrapelo… “tiempo del ahora” o “tiempo actual “…es un tiempo … cargado de múltiples fuerzas en conflicto…con diferentes sentidos…en el que es posible unir, en torno de un dato actual ciertos pasados que son relevantes para su explicación… (2)

Horacio Zabala realiza una acción artística a contrapelo, su espacio fue la Plaza Roberto Arlt en Buenos Aires, la realiza en 1972 cuando las prohibiciones del poder delimitaban los territorios por donde circularían los cuerpos disciplinados y vuelve a realizarla cuarenta años después, dando cuenta de lo que se presentifica del pasado en el presente: la repetición mortífera que la práctica social del genocidio ha dejado como legado -vía inscripción tanática por la tortura- en la subjetividad: modos vinculares con predominancia de la desconfianza hacia el otro, ruptura de las relaciones de reciprocidad, terror y escepticismo ante la posibilidad crítica o contestataria. El genocidio ha quebrado formas solidarias y críticas en la relación social, convirtiéndolas en heterónomas, dogmáticas e individualistas, dando lugar a modos de relación prefigurados por el terror que se dan voluntariamente  sin que dicho terror aparezca en escena.

El desmoronamiento de los lazos sociales produce una disminución de la posibilidad de evaluación moral, el “por algo habrá sido” o “en algo andarían” de aquellos años en connivencia con lo cruel, se ha desplazado hacia esa forma “neutral y latente” que Ulloa conceptualiza como indiferencia.

…plática de los exterminadores

que vienen a mi rostro (A. Pizarnik)

La operatividad de la dictadura fue su capacidad para operar cambios drásticos en la subjetividad, convirtiendo al sujeto en enemigo, indigno, resto no humano a ser eliminado, no reconocido, biológicamente tratado.

Desplazamientos que invaden también el campo de la Salud Mental en consonancia con la medicalización del sufrimiento psíquico, el sujeto tomado en su pura corporalidad, silenciado; el concepto de resiliencia, sobrevivencia y aprendizaje de la opresión, la victimología, asentada en la lógica binaria que no deja lugar a la pregunta; la patologización que encabeza el DSM IV.

…el aire arroja odio… (A. Pizarnik)

Perviven en la cultura modos no tramitados de odio que se desplaza bajo formas sutiles en los discursos de la hegemonía, violencia que atraviesa los intersticios del lenguaje, en una  circularidad maligna que se oculta bajo una forma de la lengua que contiene solamente la verdad de los vencedores.

Si una propaganda abrumadora, reflejo deforme de hechos malvados no pretendiera que esa Junta procura la paz, que el general Videla defiende los derechos humanos o que el almirante Massera ama la vida, aún cabría pedir a los señores Comandantes en Jefe de las 3 Armas que meditaran sobre el abismo al que conducen al país…las causas que mueven la resistencia del pueblo argentino no estarán desaparecidas sino agravadas por el recuerdo del estrago causado y la revelación de las atrocidades cometidas. (Rodolfo Walsh) (5)

…legado de la dictadura que más nos inquieta e interroga: la herencia perversa de aspirar a un saber unívoco y monolítico, en el que la divergencia es percibida como detestable…(13)

Freud escribe Recordar, Repetir y Reelaborar, teorizando lo fundamental que es el retorno a la historia de lo reprimido, ya que de no ser simbolizado, compulsivamente vuelve una y otra vez a través de sus efectos “…el analizado no recuerda, en general, nada de lo olvidado y reprimido, sino que lo actúa…” y en Moisés y la Religión Monoteísta advierte sobre las relaciones con el pasado sepultado y su retorno en el presente individual y colectivo. “…cuando estudiamos las reacciones frente a traumas tempranos…solo… se vuelven concebibles filogenéticamente, por la referencia al vivenciar de generaciones anteriores…la herencia arcaica del ser humano no abarca solo predisposiciones, sino también contenidos, huellas mnémicas de lo vivenciado por generaciones anteriores… (17)

Sin el trabajo elaborativo de la memoria traumática varias generaciones permanecerán afectadas portando el signo de un peligro venidero.

se suceden en mi persona

generaciones

de pasajeras sin destino…

(A. Pizarnik)

… el genocidio deja mediante sus actos, misivas genealógicas psíquicamente destructivas de la representancia, que van a operar sobre varias generaciones, con tantos más estragos en la medida en que ha habido negación, silencio o borramiento de la destrucción y de sus responsables. Lo irrepresentable transporta entonces el accionar de la crueldad más allá de su acción… (9)

Una estrategia para pensar procesos de subjetivación es la de anteponer la creación simbolizante sobre el fondo de la destrucción sufrida.

El arte puede tener el imperativo ético de buscar esa representación, que nunca es definitiva, construyendo realidad simbólica, cultura y memoria.

Las palabras y las imágenes están entrelazadas en las prácticas de representación Benjamín recuerda que las imágenes son fundamentales para cualquier recordación del pasado  y para imaginar un futuro mejor.

… hay una sola experiencia, en la actualidad, que puede contribuir en forma efectiva a una reconstitución ética. El ejercicio del testimonio y el debate cultural acerca del testimonio. La expectativa frente al arte y la poesía, de que pueden contribuir a reconstituir… el círculo de la narración. Solo allí es donde puede hablarse de la memoria y ejercerse la crítica de la representación. Allí la memoria, es emergencia de una iluminación, o de su imposibilidad…” (18)

… creo que nuestra civilización está alcanzando el más refinado grado de barbarie que registra la historia… por primera vez… se reúnen toda estas condiciones de barbarie: el país más rico y poderoso invade a uno de los menos desarrollados, tortura a sus habitantes; fotografía al torturado, publica las fotografías en sus diarios y nadie dice nada… Estas fotografías y la pasividad de los pueblos occidentales son el símbolo de nuestra avanzada barbarie…

… lo único que le pido al arte es que me ayude a decir lo que pienso… a inventar los signos fantásticos y críticos que me permitan …condenar la barbarie de occidente… el aporte artístico a la sociedad… tiene su importancia… la posibilidad de hablar de las cosas que no tienen palabras… (19)

 “…Si la ilusión del poder es su capacidad para desaparecer lo disfuncional, no menos ilusorio es que la sociedad civil suponga que el poder desaparecedor desaparezca, por arte de una magia inexistente…” (4)

Es imperioso continuar la búsqueda de representaciones y soportes psíquicos para elaborar singular y colectivamente la violencia del horror, que de otra manera circula por circuitos repetitivos que reconducen  hacia la violencia original que acecha desde las enunciaciones por las que circula amenazando a las generaciones venideras

“tengo miedo del lobo gris que se disimula en la lluvia…” (A. Pizarnik)

CITAS

  1. Imágenes del Siluetazo
  2. Benjamin, Walter “Tesis sobre Filosofía de al Historia”. Taurus 1973
  3. Levi, Primo “Si esto es un hombre” Oceano 1987
  4. Calveiro,  Pilar. “Poder y Desaparición” Colihue 1995
  5. Walsh Rodolfo. “Carta abierta a la Junta Militar” 24 de marzo de1977
  6. Berezin,  Ana “Sobre la crueldad.” Psicolibro ediciones. Paidós 2010
  7. Página 12. Las 12. 11 de marzo de 2011. La muerte argentina. Reportaje  a Helen Zout por Irupé Tentorio.
  8. Sneh, Perla “Palabras para decirlo. Lenguaje y exterminio” Paradiso 2012
  9. Benslama,Fethi. “La representación y lo imposible”. Psicoanálisis Apdeba  Vol XXVIII- Nro 2 – 2006
  10. Freud, Sigmund. “Más allá del principio del Placer” Obras completas. Amorrortu Editores.
  11. Longoni, Ana. Bruzzone, Eduardo compiladores. El Siluetazo.Adriana Hidalgo Editora (2008)
  12. López, Jorge Julio. Escrito
  13. Maren y Marcelo Viñar “Fracturas de Memoria” Ediciones Tilce. Colección DESAFÍOS. 1993
  14. Ulloa ,Fernando “Sociedad y Crueldad” Seminario internacional. Córdoba 2005
  15. Imagen de la Serie Manos Anónimas de Carlos Alonso
  16. Freud Sigmund “Lo ominoso” Obras Completas. Amorrortu Editores.
  17. Freud, Sigmund “Moisés y la Religión Monoteista”Obras Completas Amorrortu Editores.
  18. Kaufman, Alejandro “La pregunta por lo acontecido. Ensayos de anamnesis en el presente argentino. La cebra. 2012
  19. León Ferrari. Carta en respuesta a Ernesto Ramallo del diario La Prensa del 21/09/65
  20. León Ferrari Dibujo

 

BIBLIOGRAFÍA

 

Alonso, Carlos Serie “Hay que comer” y  Serie “Manos anónimas” 1976- 1983

Benjamin, Walter “Tesis sobre Filosofía de al Historia”. Taurus 1973

Benslama,Fethi. “La representación y lo imposible”. Psicoanálisi Apdeba . Vol XXVIII- Nro 2 – 2006

Berezin,  Ana “Sobre la crueldad.”. Psicolibro Ediciones 2010

Calveiro,  Pilar. “Poder y Desaparición” Colihue 1995

Catálogo “Los vencedores y los vencidos” Museo de Arte Moderno. 2014

Caterbetti, Jorge complilador “Jorge Julio Lopez. Memoria Escrita” Editorial Marea 2012

Feirstein, Daniel “El genocidio como práctica social”  Fondo de Cultura Económica. 2014

Ferrari, León Serie “Nosotros no sabíamos”.

Freud, Sigmund. “Más allá del principio del Placer” , “Lo Ominoso”, “Moisés y la Religión Monoteista”, “Recuerdo, Repetición y Reelaboración”. Obras Completas. Amorrortu Editores.

Kaufman, Alejandro “La pregunta por lo acontecido. Ensayos de anamnesis en el presente argentino.” La cebra. 2012

Levi, Primo “Si esto es un hombre” Oceano 1987

Longoni, A. Bruzzone, E.Compiladores. El Siluetazo.Adriana Hidalgo Editora (2008)

Página 12. Las 12. 11 de marzo de 2011. La muerte argentina. Reportaje  a Helen Zout por Irupé Tentorio.

Pizarnik, Alejandra. Obras Completas. Corregidor 1990

Pizarnik, Alejandra. Correspondencia Pizarnik. Seix Barral. 1998

Sneh, Perla “Palabras para decirlo. Lenguaje y exterminio” Paradiso 2012

Ulloa Fernando“Sociedad y Crueldad” Seminario internacional. Córdoba 2005

Viñar Maren y Marcelo “Fracturas de Memoria” Ediciones Tilce. Colección DESAFÍOS. 1993

Walsh,Rodolfo. “Carta abierta a la Junta Militar” 24 de marzo de1977

Zabala, Horacio Anteproyectos. 1973. 300 metros de cinta negra para enlutar una plaza pública. 1972- 2012

Zout, Helen “Las huellas de las desapariciones durante la última dictadura militar en Argentina 1976-1983. Fotografías

 

 
Articulo publicado en
Abril / 2015

Boletín Topía

Artículos recientes