Artículos escritos por Rasia Friedler | Topía

Top Menu

Rasia Friedler

Después del silencio

Nada en el corazón. Apenas el soplo o la corazonada de que volvería a tropezar con él.

Autores: 

Intenciones

La noche se despeñó perfumada sobre los tejados húmedos de la ciudad. Santiago la acompañó hasta la puerta de la casa, era como la una de la mañana. El lugar estaba desierto.

Autores: 

Relajación para sigólocos

Sentados en el piso del consultorio inspiramos profundamente. Nos sentamos en la posición de Buda y nos ubicamos en el lugar del Padre, la Madre y el espíritu non-sancto. Cerramos los ojos. Dejamos de lado por un momento las fuentes de displacer: los kilos de más, la subocupación, las arrugas, en fin, nos tomamos vacaciones de nosotros mismos. Dejamos fluir la libido y nuestras fantasías hacia un estado nirvánico.

Autores: 

El discreto encanto institucional

El ateneo clínico

Preámbulo
La actividad transcurre en una sala amplia con paredes vacías, a excepción de una foto superampliada de Roi. Bajo un denso humo de cigarrillos las personas se miran. Más precisamente, se auscultan.

Vínculos, informalidad y convivencia en la sociedad digital

Hacer un prospecto sobre los vínculos en sociedades urbanas complejas constituye un doble desafío: por un lado, el de intentar acompasar con el pensamiento la aceleración que nos imprimen las profundas transformaciones cognitivas y por otro, el de no sucumbir al pesimismo que se desliza en buena parte de las discursividades contemporáneas occidentales.

El relato

Allí estaba yo, pálida y muda, con el cuerpo ocioso, mirando por el
agujero de la cerradura de un portal inmenso de madera maciza, mientras un haz
de luz se filtraba en la oscuridad recortada. Quería descubrir lo que
sucedía del otro lado, en el lado incandescente de la existencia, mas
allá de esa esquina pausada, fuera de la blandura del sueno. Pasaba
horas mirando a través de la claraboya que iluminaba la habitación
donde yo giraba hasta desaparecer casi sin aire, entre las cortinas

Suscribirse a Rasia Friedler